2011-08-31

Silencio

Se ha hecho agosto, y la muerte chica casi se termina, pero dejó el tendal.

La despedida ya no es larga: es una imagen quieta, que va perdiendo pixels muy de a poco. El ojo prefiere no atestiguar esa decadencia. El brazo que le daba vueltas a la manija está inmovilizado y perdiendo el poco músculo que supo tener. El oído escucha las mismas canciones repetidas y no reporta frases jugosas desde ninguna frontera, ni paladea la sonoridad de las palabras hasta que dejan ir sus significados. Los sesos siguen tan infestados y el país tan generoso como siempre.

Para escribir algo digno de esta breve tradición es necesario soñar, y ya no sueño, salvo la pesadilla de la vigilia.

Me voy con la música a otra parte: veré a dónde va el próximo bondi. Gracias, llévense una copia de lo que quieran, y hasta siempre.

Labels:

2 Comments:

Blogger Jack Celliers said...

Necesitamos buenos musicos. Ud es libre de irse, pero sepa nada mas que deja un hueco importante.

Salud.

12/9/11 18:08  
Blogger Serapiens said...

me dejo mudo, me dejo en el abismo, me dejo pensativo.

19/10/11 12:28  

Post a Comment

<< Home