2010-08-26

Si hubiera buen señor

¿Dónde estarás ahora?

La piel y la razón me dicen que bajo tierra. Pero no aún la evidencia. Esperaré. No me faltarán quilombos con los que entretenerme.

No me faltarán --la paternidad lo garantiza-- pero también espero que no sean tan brutalmente físicos como los que vos esperabas a la vuelta de cada esquina, contra los que te preparabas, contra los que creíste ayudar a prepararme, sin pericia pero con la convicción de los obsesivos.

"Bufanda. Mejor si es de fibra sintética, no es mucho más resistente, pero sí mas constante. Punta agarrada firme en un puño semicerrado, enrollada, la otra punta la retenés entre dos dedos, así..." Claro, yo no usaba pañuelo, y en cualquier caso hubiera sido raro hallar uno apropiado para defender la mano o atacar una tráquea. "A las botellas no hay que desfondarlas, sino quebrarles el pico, arco que intersecte unos centímetros las baldosas, a veces se resiente hasta más abajo, mejor estar enguantado..." No me veo tajeando a nadie así, pero doy fe que la botella rota según el método convencional es innecesariamente peligrosa para su ebrio blandidor.

Y así, por las horas de las horas, amén. Las herramientas de uso dual eran moneda corriente, así como la ocasional destrucción del mobiliario de hoteluchos. No había Lisístrata que parara tu guerra contra el mundo.

Lo más extraño resultó constatar no la eficiencia, sino la mera existencia de algunos de los inventos. El ladrillo de Millwall, por ejemplo. Y esto no porque te piense mitómano, o te niegue una creatividad mecánica básica, sino por la cantidad de tiempo que ha pasado desde que, por primera vez, los humanos hemos necesitado improvisar armas: sería raro que no hubieramos pasado por múltiples ciclos de olvido y redescubrimiento.

Es raro, si lo pienso. Sería raro no pertenecer a una generación que olvidó casi todo.

Y asi te he olvidado, y cada tanto te redescubro. Espero no dar con vos en algún blando suplemento a la enciclopedia de lo banal, o en un museo a cielo abierto.

Labels:

2 Comments:

Blogger Jack Celliers said...

La teoría del pico de la botella la conocía, pero he visto revolear una damajuana de manera admirable. Y sin romperle nada...

30/8/10 01:34  
Blogger Peste said...

Ha de ser un temible garrote. Detalles morbosos?

30/8/10 02:35  

Post a Comment

<< Home