2010-07-24

Interludio

Hubiera jurado que inauguraría una nueva categoría, en la línea de "Museo y Archivo de los Años Mozos". O Verdes. Pero no está haciendo, o incluso no hará, falta.

La (muerte en) vida sigue monocroma. Los presuntos colores son maquillaje. Los efectos de luz se pintan en el negativo. Lo único real son unos maullidos que cada día se tornan más roncos, viscerales, urgentes.

Es la mala hora: la del cuchillo.

Labels: ,

4 Comments:

Blogger Severian said...

No sea cavernícola, perdónele la insistencia pobre animal. Es que no sabe de penas, o no lo manifiesta de un modo que ud y yo podamos intepretar. Consigase un perro, que un equilibrio inestable de poderes es mejor que el poder absoluto de la mascota sobre el amo.

saludos

24/7/10 20:26  
Blogger Peste said...

Por el contrario, a la gata le perdono la insistencia, la existencia y los habitos que costaria mas reformar que soportar. Lo que no puedo es darle independencia reproductiva. Sabra lo que pasa en plaza Italia todos los fines de semana.

24/7/10 20:41  
Blogger Severian said...

ay.... casi me dolió la idea mire. Se lo que pasa en plaza italia, lo que nunca sabré es lo que pasa en los techos cuando se escucha esos revolcones llenos de alaridos...

Tuvimos en casa una gata bastante salvaje. Chiquita como un cachorro, le alcanzaban las zarpas del tamaño de mi meñique para matener a raya al perro -terval tamaño policía- y a todos los gatos del barrio, ademas de limpiar la casa de cuanta alimaña se animara a asomar la nariz o las antenas. Cuando tuvo la primera cría, decidimos que era suficiente y nos propusimos esterilizarla. Pero como nos gustaba su talante, optamos por la ligadura de trompas, una operación un poco más peligrosa y más cara, pero que no implica un cambio de carácter. Un día decidió que se aburría de nosotros, y empezó a ralear las visitas, hasta que no la vimos más.

El resto de nuestros gatos fueron gordos y boludos, como corresponde.

24/7/10 21:05  
Blogger Peste said...

La mayor parte de lo que pasa en los techos en epoca de celo felino son duelos entre machos, segun los que saben. Pero la vida real, para ellos, debe ser notoriamente mas compleja, como implica la anecdota con la que recuerda a quien fue su gata.

Entonces, como no tener sentimientos encontrados, entre tales incertidumbres? Siempre es mas facil proyectar y antropomorfizar.

24/7/10 23:24  

Post a Comment

<< Home