2010-04-15

Circadiano

Los días de lluvia me hacen caer una sota, o dos. Del ánimo, al menos, ya que no de los huesos.

Las noches de lluvia se me apilan encima como techos bajos, sofocantes. Y no hace falta que sean de hielo, ni que me sienta foca.

Bipolar me admito, pero oscilar con frecuencia circadiana me parece un abuso.

Labels: ,

0 Comments:

Post a Comment

<< Home