2009-08-10

Molibdomancia, para los amigos

bleigiessen

En Alemania, hay una costumbre de Año Nuevo. Derrites un metal* sobre la llama de una vela, y cuando se licúa lo viertes sobre agua fría**. Salen cosas rarísimas. Se supone que lo tomes y decidas lo que pueda significar para tí. Esta forma se veía como dos personas frente a frente, y es claro que eran María [Callas] y yo.

(tomado de un fragmento de una entrevista a Klaus Nomi, vía Wikipedia, vía Jack Celliers)

Cualquier excusa es buena para el que quiere convencerse de algo. Conozco casos más sórdidos, por desgracia.


Donde haya un párrafo traducido a las apuradas que contenga una frase descolocada, la llamada del deber atacará a alguno de los que sufran la irritación y se consideren competentes para mitigarla.

(*) Esto apesta a fundamentalismo verde. Plomo: pesado, opaco, maleable, incorruptible y venenoso plomo.

(**) Si no se pijotea altura, se obtienen perdigones. Menos poético, pero más útil.

Labels: ,

4 Comments:

Anonymous 486 said...

Cuente, amigo peste!
...salvo que yo sea el protagonista. A nadie le gusta que se corrobore lo que ya se suponía.

11/8/09 11:45  
Blogger Peste said...

Tres palabras, mi viejo: una larga despedida. Son semi-infinitas cuotas, eso sí, y por contrato no puedo adelantar la liquidación de la deuda.

11/8/09 13:50  
Anonymous Anonymous said...

(...)EL TIEMPO SE HA VUELTO INFINITA Y DESGARRADORA DISTANCIA, PORQUE ELLA ME HA MIRADO DESDE SU ABISMO (...), PORQUE EL DRAGÓN, LA LOBA, EL GATO, EL DUENDE Y EL INMORTAL HAN MUERTO, (...)PORQUE ME RECONOZCO ARDHAMM Y LA RECONOZCO AZZRHINN EN EL INFIERNO DE MI PECHO QUE NO ALCANZA EL METAL DE LOS OJOS DE LA MUJER ESMERALDA(...)

15/8/09 01:06  
Blogger Peste said...

(inédito), debiera decir al pie, y su firma.

Por lo segundo no le voy a tirar la bronca, ya estoy acostumbrado. Por lo primero, sí.

Y en caso que me equivoque, por favor, un link para colgar de aquel post.

16/8/09 08:28  

Post a Comment

<< Home