2009-08-10

Molibdomancia, para los amigos

bleigiessen

En Alemania, hay una costumbre de Año Nuevo. Derrites un metal* sobre la llama de una vela, y cuando se licúa lo viertes sobre agua fría**. Salen cosas rarísimas. Se supone que lo tomes y decidas lo que pueda significar para tí. Esta forma se veía como dos personas frente a frente, y es claro que eran María [Callas] y yo.

(tomado de un fragmento de una entrevista a Klaus Nomi, vía Wikipedia, vía Jack Celliers)

Cualquier excusa es buena para el que quiere convencerse de algo. Conozco casos más sórdidos, por desgracia.


Donde haya un párrafo traducido a las apuradas que contenga una frase descolocada, la llamada del deber atacará a alguno de los que sufran la irritación y se consideren competentes para mitigarla.

(*) Esto apesta a fundamentalismo verde. Plomo: pesado, opaco, maleable, incorruptible y venenoso plomo.

(**) Si no se pijotea altura, se obtienen perdigones. Menos poético, pero más útil.

Labels: ,

2009-08-05

Mama, haceme grande, que bruto me hace el Estado

No hay caso, tendría que dedicarme a la cerveza y al p*rno. O a la inhalación de tintas, toners , pegamentos y maquillajes en algun ghetto subcultural de los que han proliferado como honguitos después de una lluvia de plata dulce. Pero no, ese buen tino me rehúye, y a la menor provocación --¿dónde se juega el clásico platense?--, voy y leo el diario, y me hago amargar el día.

Casi diez millones de alumnos volverán hoy...

A casi diez millones de futuros votantes le estamos* lavando la cabeza. Asi nos va. Asi nos irá.

Mejor pensar en las curvas de la gripe, o en los invisibles portadores de fetichismos orales que recibieron la privacidad justificada de los barbijos como una bendición de los dioses del hedonismo y la decadencia.


(*) Para un valor muy perverso de nosotros.

2009-08-01

Deben ser las hormigas

Our Queen, who art in the hill,
Hallowed be thy Name.
Thy Anthill come.
Thy will be done,
On earth as it is in ant heaven.
Bring us this day our daily crumbs.
And forgive not our trespassers,
As we fight those who trespass against us.
And lead us not into ant bait,
But deliver us from Raid.
[For thine is the Queendom,
and the sting, and the burning,
for ever and ever.]
Antmen.

(Fred the Hun, en Pharyngula: Argentina takes over the world)

El epígrafe refiere al hecho, incontestable para todo quien pueda apreciar la evidencia, de que las hormigas heredarán la Tierra. Las hormigas argentinas, esto es, las que dieron motivo a Italo Calvino para un cuento que me recuerda a otro de Cortázar.

¿Pueda ser que el cuadro que los no-argentinos se hacen de esta sufrida tierra esté apoyado, invariablemente, en nuestras lamentables exportaciones? ¿Y que cuanto más nos llena los huevos algo o alguien, mejores chances tiene de ser reconocido como la propia esencia de la argentinidad al palo por un extranjero?

Falta ahora que alguno venga a opinar que los argentinos no tenemos política como tal, sino un fluído llamado peronismo que tiende a tomar la forma del recipiente que lo contiene, y que hagamos como quien oye llover, aplicándonos a sacar distinciones de donde no hay diferencias.

Labels: ,