2009-03-13

Arruine su vida por treinta guitas (c-1): Entre el espanto y la ternura

Se ve que sé lo que me conviene. Ahí vendrán los bravos Googlistas buscando algo que no está. Es una cita, una mención, una referencia, ¿estamos?

Tarde o temprano uno busca algo más estimulante que instalar y configurar. En un momento, uno decide que programar no debe ser tan difícil. Como con todo arte expresivo*, el asunto es qué decir, y si los propios recursos están a la altura de la tarea.

Para los que tienen una inteligencia orientada hacia las matemáticas o la gramática la cosa se ve simple; para quienes tienen una inclinación musical, es un asunto estrictamente de suerte**; pero la batalla, hace veinte o treinta años, está en la arena gráfica.

Yo recomiendo calurosamente a quien se inicia en la programación recreativa, y siguiendo el ejemplo de los cruzados del lenguaje LOGO (el de la tortuga, señora), que escriba programas que dibujen algo. En principio la propuesta es simple: en la práctica, es una lotería. Recuerdo que en la mayoría de los dialectos de BASIC para DOS*** la propuesta era simple; recuerdo que en Borland Turbo C y Turbo Pascal no habia mayores obstáculos; y recuerdo que en los dialectos para Windows de esos lenguajes, lo que para el iniciado eran molestias, para el principiante se volvía pronto una pesadilla burocrática.

Entre eso, y la materia de Informática en la escuela primaria, en los años del Sultán de Anillaco y de Bill Gates, quemamos las vocaciones de una generación. En fin, estamos a fines de la primera década del siglo XXI, y ¿qué es lo que hay de nuevo?

Quilombo, eso es lo que hay. A la noche les haré un breve relevamiento del convulso territorio de la programación gráfica simple y moderna, según se ve desde aquí abajo.


(*) Esto no es Programación práctica para el nerd moderno, quede claro. El que quiera eso, compre un libro de Perl, Python o Ruby.

(**) Cualquier sintetizador es mejor que ninguno, pero si hay que presentar formularios por quintuplicado para inicializarlo... El parlantito original de la PC, con su oscilador programable, era un chiche, vea, otro día le cuento.

(***) Microsoft BASICA, GW-Basic, QuickBasic... y sus antecesores en la Commodore 64 y otras maquinas prehistóricas, también. La tradición de Seattle de mediocridad apenas utilizable se remonta a mediados de los años setentas.

Labels:

4 Comments:

Blogger Severian said...

Yo empecé con el BASIC de la Commodore, y seguí con Turbo Pascal y DBase-Clipper. En la facultad empecé a usar Fortran porque las Numerical Recipies que logré encontrar en los albores de la Internet venían en este idioma, aunque ya para esa época sonaba arqueológico.

Ahora uso casi exclusivamente Mathematica, que es algo simplemente increible. Maneja precisión infinita, tiene rutinas numéricas incorporadas que funcionan bien en la mayoría de los casos y cuando no lo hacen se puede programar una nueva en dos líneas de código. La mayoría de mis últimos papers contiene soluciones de ecuaciones diferenciales no lineales que hubieran sido impensables hace diez años aun contando con el equipo necesario, mas que nada porque la tarea de programar una rutina sensible hubiera sido tan complicada que no hubiera valido la pena.

En el aspecto gráfico de problemas matemáticos también es notable. Imaginarse la forma de algunas superficies o de algunos diagramas de fases sin poder dibujarlos lleva tiempo. El tal Wolfram logró que se pueda hacer en dos minutos, casi que ni vale la pena ponerse a pensarlo, se escribe Plot[] o RegionPlot[] o Plot3D[] y la mierda.

El punto delicado es que la unica versión manejable del producto es la trucha. Es simplemente carísimo (varias lucas verdes) y la licencia sólo permite una instalación a la vez (si, lo que leyó, una). La universidad de Cambridge sólo puede permitirse seis copias legales, ningún instituto al sur del ecuador puede pagarse ninguna. Wolfram no se da cuenta que su "new kind of science" no tiene futuro si no permite que los científicos usen el programa. Su producto puede seguir el camino de la editoriales científicas privadas como Elsevier, que hoy es víctima de un bloqueo de hecho por parte de los investigadores que prefieren publicar sus papers en revistas electrónicas de circulación abierta, en lugar de hundirlos en el olvido en las carísimas publicaciones de dicha editorial.

15/3/09 18:04  
Blogger Peste said...

Numerical Recipes in Fortran! Legendaria Biblia de los tragaciclos que hay en toda institucion academica! Las ediciones viejas (hasta Fortran 90) son bajables gratis ahora, pero piden un modulo spyware en el Adobe Reader (no andan en otra cosa, dicen).

Ahora si, Mathematica son palabras mayores. Pero vea que hay otros sistemas de algebra y ploteo por computadora: libres, que yo conozca, estan el Maxima, descendiente lineal del pionero, Macsyma, y el Octave, que es un clon funcional del MATLAB. Le quiero significar que si se cae el Mathematica no se esta completamente en pelotas. Lo cual no quita que me haya bajado la version 5, es un chiche entretenido aun para un aficionado como yo...

De licencias de software estoy hasta las tetas, Severian, no me venga a decir a mi lo que cuesta ir legal. El software libre viene tanto del amor como del odio, pero Wolfram sabe que lleva la delantera por muchos cuerpos, y tolera la pirateria como todos: mal, pero acostumbrado. El AutoCAD no es mucho mas barato, y los estudios de arquitectura que lo compran suelen laburar pasando planos para afuera. Mejor me callo, en serio, es un tema aspero.

Elsevier... Open Access... Llegamos tarde a hablar de eso, y por una vez estoy agradecido.

15/3/09 23:26  
Blogger JuanPablo said...

buen post, y grandes comments (dejando de lado los links)... me hiciste acordar las cosas que hacía en BASIC y que hoy no sabría cómo empezar a hacer (y severian me amarga un poco con el tema del software... siempre me quedó la duda sobre aclarar o no en un paper que cierta cuenta estaba hecha con Mathematica, porque ni a palos podía justificar cómo lo había utilizado)

26/3/09 23:55  
Blogger Severian said...

JuanPablo: yo lo he declarado sin miedo en alguna ocasión, a sabiendas de que no valgo un abogado.

2/4/09 18:29  

Post a Comment

<< Home