2009-03-23

Arruine la vida de otros dos por cinco pesos

  1. Identifique un número de celular de Telecom Personal, idealmente de alguien a quien le tenga tirria, o un pobre infeliz que necesite una lección más bien dura (usuario nuevo y entusiasmado, digamos, que habla pestes de las otras empresas de comunicaciones). Si duda de quién está en qué empresa, consulte las "asignaciones de numeración geográfica" que publica la Coimisión Nacional de Incomunicaciones.
  2. Hágase de un CUIL, o un CUIT de persona física (prefijos 20, masculino, o 27, femenino) y, cuando la Justicia Electoral abra los padrones, consulte por los digitos entre ese prefijo y el último (que es una suma de chequeo), que son el número de DNI, para completar nombre y apellido, dirección, fecha de nacimiento, etc. Si es inescrupuloso, bájese un padrón (suerte para conseguir uno posterior a 2004); si encima le sobran unos mangos, cómpreselo al spammer que tiene los emails de todo el mundo y lo ofrece junto con la guía telefónica y qué se yo cuántas otras "bases".
  3. Cómprese, en el tren o donde le resulte cómodo, un chip GSM para su teléfono. De la misma empresa si no lo tiene desbloqueado. Sale cinco pesitos: no sea rata, que es poca plata para lo que se va a divertir.
  4. ¿Tiene todo? Agárrese. Busque el 0-800 de atención al cliente de Telecom Personal. Llame, preferentemente desde su nueva y descartable línea móvil, y métase por el menú para denunciar un "robo o extravío".
  5. Identifíquese como el del DNI, y diga que es el marido (o la mujer, según corresponda) del titular de la línea, y que le robaron el aparato. Dé el nombre del titular. No le van a preguntar otro dato de esa persona, pero sí los "suyos": téngalos practicados, cosa que le salgan fluidos. Dé el número de la línea descartable.
  6. Si todo sale como a mí me salió el otro día, habrá conseguido suspender la línea de la víctima, echándole la responsabilidad de la joda a otro.

Recuerden, oh visitantes de allende los caños, que los comentarios son tiránicamente censurados. Y vos, infeliz que trabajás para la empresa dos veces mencionada y muchas más injuriada, pensá lo que estás haciendo antes de traerme un problema: nadie se mete con un mensajero si quiere seguir siendo contado entre los hombres y mujeres civilizados.

Labels:

Quizás sea excesivo

A la noche de aquel día hubo un borrador escrito: lo que no hubo fue voluntad de volverlo publicable. Paciencia. Todo el último medio año se me borronea y se me vuelve una larga espera, una serialización, una amenaza de entrar en shock hipocrónico.

Pero ese temor no me paraliza. Para muestra, basta una ventana de chat a la derecha de su pantalla. Quien me quiera encontrar en ella, escríbame, si a tanto llega su amabilidad. Si no es amable en absoluto, en unas horas le detallaré un simple procedimiento con el que podrá complicarle la vida a dos personas simultáneamente.


Por cierto, si todo lo que aparece en el espacio apropiado es un logotipo con una cabeza de huevo de horrendo color celeste, probablemente sea señal de que el servidor está sobrecargado. Espere y recargue, si se anima.

Y, en un rato, y si los expertos del Banco así lo quieren, sabré (o recordaré) lo que es escribir con un faltante de medio litro de sangre.

Labels:

2009-03-13

Arruine su vida por treinta guitas (c-1): Entre el espanto y la ternura

Se ve que sé lo que me conviene. Ahí vendrán los bravos Googlistas buscando algo que no está. Es una cita, una mención, una referencia, ¿estamos?

Tarde o temprano uno busca algo más estimulante que instalar y configurar. En un momento, uno decide que programar no debe ser tan difícil. Como con todo arte expresivo*, el asunto es qué decir, y si los propios recursos están a la altura de la tarea.

Para los que tienen una inteligencia orientada hacia las matemáticas o la gramática la cosa se ve simple; para quienes tienen una inclinación musical, es un asunto estrictamente de suerte**; pero la batalla, hace veinte o treinta años, está en la arena gráfica.

Yo recomiendo calurosamente a quien se inicia en la programación recreativa, y siguiendo el ejemplo de los cruzados del lenguaje LOGO (el de la tortuga, señora), que escriba programas que dibujen algo. En principio la propuesta es simple: en la práctica, es una lotería. Recuerdo que en la mayoría de los dialectos de BASIC para DOS*** la propuesta era simple; recuerdo que en Borland Turbo C y Turbo Pascal no habia mayores obstáculos; y recuerdo que en los dialectos para Windows de esos lenguajes, lo que para el iniciado eran molestias, para el principiante se volvía pronto una pesadilla burocrática.

Entre eso, y la materia de Informática en la escuela primaria, en los años del Sultán de Anillaco y de Bill Gates, quemamos las vocaciones de una generación. En fin, estamos a fines de la primera década del siglo XXI, y ¿qué es lo que hay de nuevo?

Quilombo, eso es lo que hay. A la noche les haré un breve relevamiento del convulso territorio de la programación gráfica simple y moderna, según se ve desde aquí abajo.


(*) Esto no es Programación práctica para el nerd moderno, quede claro. El que quiera eso, compre un libro de Perl, Python o Ruby.

(**) Cualquier sintetizador es mejor que ninguno, pero si hay que presentar formularios por quintuplicado para inicializarlo... El parlantito original de la PC, con su oscilador programable, era un chiche, vea, otro día le cuento.

(***) Microsoft BASICA, GW-Basic, QuickBasic... y sus antecesores en la Commodore 64 y otras maquinas prehistóricas, también. La tradición de Seattle de mediocridad apenas utilizable se remonta a mediados de los años setentas.

Labels:

2009-03-12

Rube Goldberg, un poroto

Imagen: Xephem corriendo una máquina virtual de Puppy Linux virtualizada por VMware Player, hosteado en Windows XP, éste último nativo (AMD Athlon, etc.) La máquina física sabe hacer otras cosas, como ser bootear el live DVD del Ubuntu que estrena el mes próximo. A la izquierda, Home Planet, como punto de comparación.

Esto que se ve viene a remover el obstáculo final al que se enfrentaba el post sobre software de astronomía que planeo hacer desde el año pasado. Antes que termine marzo lo tendré armado, calculo.

Los que se consideren amigos de la casa, pidan el borrador, que gustoso se los enviaré para que lo destrocen por vía privada. Nunca se puede estar suficientemente seguro con estas cosas.


Cinco minutos después...
Al demonio. Al señor Blogger no le gusta una imagen tan grande, o se la confunde con la otra, y a Flickr no le gusta que tenga una paleta tan exigua. Cuando la suba a Photobucket, o algún otro de esos facilitadores del delito contra la propiedad intelectual, verán la captura en toda su gloria.
A las dos horas...
El texto, por machine readable que pretenda ser, esta para ser interpretado. Y la cabeza para pensar. Et cetera.

Labels: ,

Idioléxico (XXV) / Escuchado por ahí (LVI): Tú y tu ñoña incredulidad

Coroño
"Como un c*ño, pero en forma de corona"; ano. No es hecho comprobado, pero parece un insulto velado a A Coruña, ciudad capital de la patria de mi abuela: salvo una etimología sólida que me desmienta, ya me doy por mortalmente ofendido por los coproneologistas.
Niño
"Embajador del futuro", léase, animalito ignorante al que se reprograma, a lo largo de década y pico de educación formal, para que sea un perfecto idiota, latinoamericano o de cualquier otra denominación de origen.
Relleno
"Antídoto al horror del vacío que siente el Universo", o más bien el humano medio, que del Universo y sus preferencias no sabe un pito; lo que asegura que se vivirá inocuamente, ocupado, entretenido, anulado; dícese de las actividades en que toda familia burguesa anota a sus vástagos para que no hallen tiempo libre en el que advertir la farsa de la vida de sus padres, vecinos, maestros.

Labels: , ,

Ellos y nosotros, y de nuevo ellos

No le busquemos la quinta pata al diccionario: desplazado, evacuado, refugiado, prisionero de guerra, exiliado, rehén, prófugo, estocolmizado, desarraigado, injertado, todos estos términos son flexibles para el que no ha formado hogar en un esquema conceptual estable. Lo que me interesaría saber es qué tan adaptado esta el sujeto bajo discusión: la diferencia entre "es la primera vez que se nos inunda" y "son pobres, ¿dónde querés que vivan?"; entre instalar una bomba sumergible (y, a la siguiente vez, tras puteadas, comprar un generador) y subir socialmente el día que se entra a habitar una casa edificada sobre pilotes; entre el sapo acostumbrado al baño María, y el que ve vapor, y huye.

Labels: