2009-01-09

Una larga despedida (XLIX): Be your own bag

Tratar con vos, a veces, es como volver a la misma morgue, a reconocer el mismo cuerpo, con una regularidad ritual que va mejor asociada con la defecación.

Pero puede ser peor: dejar la memoria persistente en el guardarropas de los peores alcoholes, relajarse*, poner cara de disfrute o de circunstancia, y saber que lo que no registre la cámara de seguridad esta perdido para siempre.


(*) Lie back and think of England.

Labels: ,