2008-10-30

Manija (X): Un pensamiento desagradable (pero no por ello, etc.)

Una amistad, o semejante relación, que pueda sobrevivir a todo, adquiere esta notable capacidad si no protege en su oculto interior nada; si es un símbolo vacio, carente de valor.

Greg Egan tenía una idea semejante respecto de lo que los psicólogos llaman yo; Peter Watts la ha llevado a un límite bello y espantoso.


La primera obra es de una CF tan dura que a más de uno se le rompieron los dientes contra ella; la segunda está moldeada en una forma a la vez aparentemente bizarra (¡vampiros espaciales!) e íntimamente arraigada en nuestro presente. Una persona respetable no se deja ver en público con ninguno de tales libros bajo el brazo, por supuesto.

Labels:

2008-10-28

Nueve de la tarde

(La necesidad de privacidad es evidente, pero no remite a intimidad, sino a vergüenza.)

El árbol seco, único en el pedazo de cuadra, ve, pero no opina. Un controlador de semáforos sudafricano chasquea y zumba esforzadamente. Nos envuelve la voz sin cara y procesada de una idiota que cree que puede sacar de Sweet Child o'Mine algo más que lo que Axl Rose pudo (levante, real y virtual, por ejemplo). Hablando de alcoholismo, hay una cerveza barata y aguada sobre la mesa, que manifestaría escepticismo sobre nuestros tibios brindis, si no fuera tan estúpida.

(En privado las palabras pueden ofrecer una superficie atacable, pero en una situación social son amenazas que deben ser neutralizadas.)

Una amiga me escucha despotricar, ya no recuerdo sobre qué (me repito; si me recordara el aburrimiento acabaría con mi escasa salud.)

(Todos tienen su precio, todos son persuadibles en alguna instancia, no necesariamente la última.)

El mundo, alrededor, trabaja y suena hacia alguna forma de derrumbe. No nos molestamos en sostenerlo, sino en preparar, más o menos conscientemente, listas de supervivencia.

(La incompatibilidad es un crimen, mencionarlo una acusación, el arreglo que pretendés no me es transparente, prefiero consumir mis amenazas ciertas y claras, y bajarlas con un café adicionado.)

Labels:

Idioléxico (XIX), edición compacta anti-Google

PADRE DE FAMILIA (en su original, Family Guy). Me dicen que es una serie yanqui. Nunca la vi, ni me interesa. Váyase.

XXX. Treinta, en números romanos. Si en su vida ha usado voluntariamente este sistema de numeración, váyase.

PICO. m. Parte pequeña en que una cantidad excede a un número redondo; [e]sta misma parte cuando se ignora cuál sea, o no se quiere expresar. (definiciones 9 y 10, diccionario RAE) ¿Trae usted de Chile (o Costa Rica) su acepción dialectal? Váyase.

UNA VOZ EN LA FUGA CÓSMICA. Metáfora que le debemos a Carl Sagan. Yo a usted no le debo nada, y que haya una vez avisado donde proyectaban el capítulo de Cosmos así titulado, junto con los otros trece, no tiene nada que ver. Váyase.


Por cierto que resulta monótono (idea fija). Como ver las búsquedas (Eliza) de mis efímeros visitantes (Turing). No hay paz ni salud que no se vean estropeadas por los malos hábitos (ciruja) que criamos los rebelditos (provocación).

Update: Soy un animal, pero algo del entrenamiento me ha prendido. Este post fue inspirado por Severian.

Labels: ,

2008-10-25

Idioléxico (XVIII): Secuestros seguidos de verbicidio

respeto
Código por "el desuso impide el abuso"*; por "hace dos siglos hubiéramos quemado al autor junto con las obras"; por "entre incendiarios no reímos sobre el kerosén derramado".
humanidad
Algo que es finito, pero sin frontera, glorioso pero pacífico, y mortal pero justificado en sí mismo.
verguenza
Un buen polvo.
honor
Cicatrices adquiridas a causa un buen polvo.
salud
Normalidad.
medicar
Dopar, quemar células, extinguir, perder, desordenar.
ver
Ser rápidamente engañado.
escuchar
Ser lentamente persuadido.

(*) Tomado de otro contexto, pero idéntico a un verso que se le suele oir a los católicos: "Tenemos que asegurarnos de enseñar 'por qué no queremos romper esto' junto con 'así se buscan maneras de romperlo'".

Labels: ,

2008-10-22

Manija (IX): Ingeniería inversa

Así se tira la pared:

Empezá con dos seres. Pueden ser humanos, si querés, pero eso dista de ser un requisito. Lo que importa es que sepan entenderse entre ellos.

Separalos. Dejá que se vean, dejá que hablen. Puede ser una ventana entre sus jaulas. Puede ser un enlace de audio. Dejálos practicar el arte de la conversación a su manera.

Haceles daño.

Puede tomar un tiempo descubrir cómo. Algunos pueden huírle al fuego, otros a gases o líquidos tóxicos. A una criatura puede no hacerle nada un soplete o una granada, pero aterrorizarse si es amenazada con ultrasonidos. Tenés que experimentar; y cuando descubrís el estímulo exacto, el punto justo entre dolor y daño, tenés que aplicarlo sin piedad.

Les dejás una manera de zafar, se entiende. El chiste de toda esta rutina es ése: le das a uno de los sujetos los medios para acabar con el dolor, mientras que al otro le das la información de cómo llegar a ese medio. A uno podés presentarle una forma, y al otro todas las opciones. El dolor se termina cuando el ser que tiene la elección elige lo que el otro vio. Y ahí empieza la joda. Miralos retorcerse. Si --cuando-- le pegan al interruptor, te enterás por lo menos de una parte de la información que intercambiaron; y si registrás todo lo que pasó entre ellos, empezás a hacerte una idea de cómo la intercambiaron.

Cuando resuelvan un rompecabezas, dales otro. Mezclalos. Cambiá sus lugares. Fijate como distinguen entre círculos y cuadrados. Probalos con series factoriales y de Fibonacci. Seguí hasta que obtengas una piedra de Rosetta.

Así es como te comunicás con una inteligencia hermana: le causás dolor, y seguís haciéndolo, hasta que podés distinguir el lenguaje de los gritos.


Ésto, y mucho más, en una novela de Peter Watts que ya cité. La triste traducción tiene más de mi idiolecto corrompido que de la prosa fresca y atorranta del autor, pero es lo que hay.

Labels: ,

2008-10-16

Algún día todo esto será tuyo (V): Patada

La p*ta que lo parió, hermana y colega. La remil p*ta que lo parió.

No te asustés, el problema no sos vos acá, sino el corso a contramano que tengo en la cabeza, o el que tienen los dioses que atienden mi caso. Mi circunstancia, diría Ortega.

El caso es que vengo teniendo entre manos el dichoso embrión de programa, más materiales auxiliares varios (U&RPC's 15th. Ed. y un set de herramientas diagnósticas*, entre ellos), repetidamente en los ultimos días, por mí y mis clientes (el pibe del cyber y dos o tres randoms más) y por el hijo de un amigo, que esta haciendo un cursito atorrante en su pago, ya descubrió los beneficios del autodidactismo, y vino de visita a enderezar entuertos entre las máquinas de amigos y familia, y a recibir presentes varios por su performance.

Esto, claro, después del curso de la UTN, sede Almagro, del cual salió tan satisfecho mi amigo el dibujante. Entre julio y agosto, y hasta que resultó que estaba competentemente dictado (buena cosa, considerando lo que le costó), debo haberme patinado días enteros buscándole definiciones, artículos teóricos, procedimientos, detalles aguafiestas.

El universo me persigue, no hay caso, vos y yo estamos condenados a corromper a la juventud, a avivar giles (como si eso fuera posible), y a desalentar a los perdidos (orientarlos siempre estará más allá de nuestras fuerzas, claro: no así perderlos en junglas peores).

Mientras nos preparamos para eso, decile a tu inspector que tus PCs tienen que andar, que no se las puede sacrificar, que no son motores o electrodomésticos, que un sistema (hardware + software, y abstraigámonos de la tecnología de clonación) no tiene meros cientos de partes sino miles, y que con las operaciones humanamente realizables (que, en el fondo, consisten en colocar y comandar piezas de automatización) uno sólo puede responder por la presencia y disposición de decenas: demasiada incertidumbre para hacer y deshacer en tiempo y forma, demasiado riesgo de daños irreparables, demasiada poca mano de obra y presupuesto, y por cierto que no vas a cerrar los otros cursos para dar éste, especialmente considerando las correlatividades obligadas.

No, no se lo digas, no va a entenderlo: solo podría elegir confiar en tu palabra, y ya sabemos qué tan seguro es ese camino.


(*) Identificadores de dispositivos PCI y USB, las de Mark Russinovich, el anti-m*erdas universal que solía mantener Merijn, algún live CD de rescate... Sobre el Hiren's poco se puede decir que no haya dicho antes y mejor un amigo de esta casa.

Labels: ,

2008-10-14

Manija (VIII): Hiato

Habiendo repasado* los esquemas de la mitad final --y más crítica-- de la espoleta, y confiado de que postergo la detonación por tanto tiempo como razonablemente puede precisar un tipo de mi edad, me llamo a un inmerecido pero necesario --y planificado esta vez-- descanso.

(*) En una época más neosonante de mi escritura, hubiera hablado de mapear el mecanismo, pero ahora ni al ojo de mi mente lo puedo engañar tan baratamente.

Labels:

Manija (intersticial)

La autocompasión genuina me esta vedada por contrato. El producto que exudo irregularmente es una desafortunada noxa colateral de ciertas espirales inflacionarias de mi economía interna, y se devalúa (¿biodegrada?) en corto lapso, antes de que su calidad de ersatz me sea revelada con una diarrea soberana.

O por lo menos eso es lo que me han hecho creer (dos más dos son cinco, las chirolas te rompen el bolsillo, no se te ocurra comer sándia con vino).

Labels:

2008-10-10

Primero vinieron por las potencias de exponente fraccionario

Hay que tener ganas de discutir con Sean Carroll, ¿eh?

El mundo no se divide entre los que tienen demasiada guita y debieran desprenderse de una buena parte y los que no tienen la suficiente y tendrían que quedársela toda.

(en Cosmic Variance, cascando a uno que se queja de ser pobre )

Está hablando de donaciones, admito, pero ese pensamiento es el que no deja más lugar que en el c*lo de una muñeca para los impuestos progresivos. Empezás pidiendo linealidad, y terminas nacionalizando las quiebras y prepárandote para un golpe teocrático - militar - corporativo.

Le comentaría algo, pero en general no llego a un entendimiento sobre bases como éstas, y ya lo estan peleando con cartogramas de desigualdad en la distribución del ingreso.


Por algo me estoy acordando de una cancioncilla de Caetano Veloso.

Labels:

2008-10-09

Manija (VII)

Algunas diferencias surgen y resurgen con la predecibilidad de las lluvias. En el Plata es un día de cada tres o cuatro, en el desierto dos o tres al mes, si tanto. A la larga, esas cuentas siempre se equilibran.

Y en el fondo, es la misma vieja disputa, bajo otras formas. Un ellos contra nosotros al que nadie es inmune, pero que se puede manejar con más o menos tacto político.

Ah, la palabra maldita. Está en todas partes, pero nos matamos por determinar su justo lugar en la Gran Cadena del Ser y del No Ser*. Nuestro pragmatismo es mal recibido, quizás porque no coagula en un sistema de reglas; el mundo es joven, y no sabemos construir déspotas ilustrados, sólo encontrar alguno, muy de tarde en tarde, y acaso alentarlo, tolerarlo, inspirarlo al ocasional acto de visionario, a la rara chance de demostrar sus huevos --y las válvulas de seguridad en los nuestros.


(*) The Personal Is Political, ¿se acuerdan?

Labels:

2008-10-08

Idioléxico (XVII): Edición atípica, pero no menos amargada

En este weblog no se acostumbra a hablar de otros usuarios de estos nuevos medios ("entre incendiarios...", etc.), pero hay situaciones que me fuerzan a practicar una excepción. Situaciones como la presente, en que los de la secta Gutenberg se involucran, opinan, entronizan y defenestran.

Vienen los yanquis apocopantes, y de la World Wide Web y del humilde y tradicionalmente manuscrito log* --que es mas bien un journal**, cuando no una soapbox***-- hacen primero un weblog y luego un blog. Los compuestos (photo weblog, video weblog) terminan siendo meras variantes de una letra: flog, vlog. Los de afuera se pierden como otros tantos turcos en la neblina.

¿Quién mejor que un ciego a quien se ha enseñado a alucinar**** por unas pocas monedas para mandarse la parte del tuerto, y autoproclamarse profeta y líder? Probablemente más de un weblogger pudiera pelearla muy bien, y por eso es que hay que ignorarlos en general, y ridiculizarlos en ciertas situaciones particulares.

Entra en escena el flogger... no el látigo, un pendejo que aprecia la interacción social derivada de postear, ser comentado y linkear, pero que le tiene mas cariño a su camarita, al mouse, a Google Image Search y a diversos imageboards que a un robusto pero excesivamente complejo teclado*****.

Rápidamente, se los pinta como una tribu homogénea. Atras quedan los miles de usuarios de fotolog.com y otros sitios que no se fotografían predominantemente a sí mismos, los adultos, los que vienen de Flickr******, los dibujantes, los escultores (echados por obscenos)...******* Eventualmente, salen en los diarios agarrándose con la tribu de enfrente. Los que se limitan a hacer lo suyo no salen en la foto.

Se salta de la categorización gruesa a los individuos excepcionales. Sale a enfrentar las luces esta chica, Cumbio. Y no sale de allí, porque tiene un ojo superlativo para su propia imagen (y para poco más, si mi vuelo de pájaro no fue excesivamente superficial; discúlpenme, las indigestiones empeoran con los años). Postea obsesivamente, a repetición, hace variaciones mínimas y reimprime, a veces se saca los anteojos --si sabe que el flash no la va a encandilar. Y le hacen links, tarde o temprano, todos. La chica se sabe vender, eso es indudable.

¿Qué es lo que vende?

Prefiero ignorarlo. Algo habrá, pobre, que no le devuelve el espejo, y tiene que salir a buscarlo.

¿No lo hacemos todos?

Ah, no. Se me cayeron de la hoja, y ya no los echaba de menos. Los plumíferos, que trabajan de espejos. Mismo como los de los laberintos, esos curvos, tan fieles sus imágenes a los objetos que les sirven de víctimas.


Tomárselo con soda, ése es el secreto. Pero no ponerle azúcar, porque se va a la cabeza en un santiamén.

(*) Libro de bitácora; esta palabra tiene una derivación interesante, cosa que no le mueve un pelo a los que despojaron a la expresión de su primer término y la achuraron cuando estuvo solita.

(**) Diario.

(***) Tarima.

(****) Como en el cuento del manicomio de las Martian Chronicles.

(*****) "Doce notas son pocas, pero veintiséis sonidos son demasiados"; vaya a saber de dónde tengo esa cita. Me suena a la rosarina.

(******) No, no estoy a la altura, pero ¿dónde mandar el chivo, si no?

(*******) Es una gran reunión familiar, ¿me sigue? Riera alguna vez hizo algo mas osado que una Barbie, y bueno, se buscó su mala suerte.

Labels: ,

El color de la noche

Una pantallita numérica se acuerda de vos, en gris*. Una tetilla se acuerda de vos, en rojo y violeta. Una pila de monedas, otra de archivos de audio (nombres locales y remotos), y aún otra, más generosa, de papeles ensuciados a narcolapicera por un mareasanos, también se acuerdan de vos, desaturadamente.

Promediando, es un dia blanco tibio --maldita estrella con una zona habitable de bolsillo, o malditos ojos diurnos: lo que más fácil se corrija--, pero vos te vas en los detalles: lo disfrutarías.


(*) Me pudre el uso injustificado del oscurísimo cristal líquido. Drivers para esos verdes displays fosforescentes de cátodo frio, para esos nixies aggiornati y a la japonesa, había antes de que yo naciera. La batería de litio los hara volver con gloria nostalgia.

Labels: , ,

2008-10-06

¡Muchachos! ¡No apuesten en la Sala de Pronósticos!

Hay chantadas de moda, casi corregibles:

... hay una forma aberrante del arte del modelaje económico, la econofísica...

(¿Dónde estaba este weblog el verano pasado?)

Y atorrantes de traje que las tienen chatas, y que no tienen otro remedio que el más drástico:

The model is a set of non-linear equations. We take a loglinear approximation around the steady-state, which gives us a set of [twenty] difference equations.

the ... simulation does not model the financial services sector (las bastardillas son nuestras)

(¿desde cuándo cierto pasquín técnico inglés la tiene más clara sobre Bernanke, Gertler y Gilchrist que los opinadores de propulsión a chorro de la prensa financiera?)

Achácoselo al dictum de McCarthy-Shalizi, y paso a pensar seriamente en cavar, acopiar y renunciar a las pretensiones hegemónicas.


Si me disculpan, me voy a irrigar el prolapso encefálico con agua helada, a ver si lo puedo reducir hasta que me vuelva a entrar la gorra.

Labels: ,

2008-10-04

Manija (VI): Estación pico

El retorno migratorio de las blancas palomitas es siempre un clavo (ardiente) y un tránsito por un túnel que bien podemos agradecer que esté, si no a oscuras, en una penumbra de las de disimular.

Mientras sopeso con clueco cuidado los pro y los contra de un atentado suicida, y la elección del blanco* me deja abombado, todas mis cualidades más soportables están dormidas, enmascaradas por el trajín y el veneno.

J*derse. La fase aguda de la paternidad me dura lo que el otoño; crónico --bajo control-- soy el del invierno y la primavera: mi peor rasgo puede ser la tendencia al bajón, o quizá mis intentos desesperados --fase hipomaníaca-- de superarlo.


(*) Escuela, Ministerio, editoriales, ciertas casas particulares... en rigor, necesitaríamos toda una orga criminal.

Labels:

Falso idioléxico

¿Qué?
Mazo.
¿Por qué?
... no?
¿Cuándo?
Ahora y siempre.
¿Cómo?
Callate y seguí tipeando.
¿Dónde?
No estoy ahí.
¿Quién?
Los demás (escudo humano).

Labels:

2008-10-03

Weblogger suelto (II): Cualquier excusa es buena

No sin antes brindar a la salud de los asistentes al Malvinas del último domingo, mis buenos amigos G. y W., y el compañero de disputas Severian, insisto:

Este sábado 11 de octubre, de las 18 a las 20, se me verá beber, y quizás hablar pavadas, en el Café Plaza (Rivadavia y Doblas, frente a la esquina norte del Parque Rivadavia): OpenStreetMap, Google Maps (satellite), teléfono: (+54 11) 4902 2903. No lo he constatado recientemente, pero estimo que habrá que salir a fumar a las mesas exteriores.

El móvil, o ya lo saben, o me lo piden por email; se me aparecen, o comentan, o escriben, me resulta más o menos todo lo mismo.

Labels:

2008-10-02

Manija (V): De palo somos

La peor parte del mosaico de reglas contradictorias eran los otros: el mundo, abreviemos para que no nos caiga una enumeración como peludo de presente de aniversario.

No se los podía incluir, no se les podía mentir: ¿sobre qué? ¿cómo? Ignorarlos era sospechoso; darles batalla, una falta de respeto injustificable. La vía media siempre estuvo más allá de mis escasas artes de baqueano.

Sigo pensando que, ya que había que romper a alguien, la elección estaba entre los de afuera y yo: pero el respeto, el incómodo respeto que todavía me tienen.

Y el otro caso, claro, requería mucho laburo, y esa asignación de recursos está grabada a fuego desde siempre.

Labels: