2008-09-22

Qué país generoso (X): Y mire por lo que se acuerdan de Orwell

No importa qué tanta afinidad tenga con mis convicciones, ni que tan (im)popular suponga que seré (o serán) con el electorado: si decide fundar un partido político y me llama, sepa que mi justo lugar está lejos de los micrófonos y las cámaras. No sea cosa que un buen día la embarre, y encima elija defenderme de esta guisa:

Bajo las mismas reglas según las cuales usted me acusa por mi uso del lenguaje, yo lo acuso de intentar mutilar ese mismo lenguaje para que nos sea imposible poner en palabras las ideas que a usted no le convienen. Pero la gente es más inteligente y culta de lo que usted quiere creer, y sabe rodear el obstáculo de su torpe censura.


No busque la referencia a hechos o personajes recientes y locales, porque no la hay; pero si vive en Argentina, acuérdese de Torcuato Di Tella (h).

Labels:

2 Comments:

Blogger Severian said...

Brillante, lo recordare en la proxima trenza periacadémica de esas en las que termino siempre acusado de no respetar las formalidades (la última fué por llamar "anciano improductivo atornillado al sillón" a un anciano improductivo atornillado al sillón, en fin, la verdad duele...).

23/9/08 00:13  
Blogger Peste said...

Es un honor leer tales palabras del mismísimo ovejero italiano.

¿Ve? En un país como éste, ¿qué nos queda, sino hacernos mafiosos o pasar hambre?

23/9/08 00:46  

Post a Comment

<< Home