2008-08-25

Qué país generoso (VIII)

Este suelto fue compuesto para uso de alguno de mis correspondientes, hace ya la mejor parte de un año, y sólo ve la publicación ahora que recuerdo su existencia a instancias de un compañero de cartofagias, que la lectura atenta obsesiva del weblog de Wardog me pone de humor, y que condesciendo a firmar algo que se deshace según uno intenta cocinarlo.


Cuál no sería mi sorpresa al hallar que el Instituto Geográfico Militar publica mapas que no cuestan uno y la yema del otro. Y cuál no sería mi alivio al constatar que los que lo hicieron no abandonan su identidad nacional, esto es, no dejan de ser unos chantas impresentables.

Los mapas son adecuados para uso escolar, como se indica en la página de la que cuelgan, y probablemente otros, pongamos por caso publicaciones de interés general. Tienen, eso sí, sus problemas:

  • Siendo áreas uniformes y líneas en su mayor parte, con unos pocos relieves sombreados, los han codificado como JPEG. Alguien que me preste un almanaque. ¿Dos mil ocho dice? Gracias.
  • Hacen uso inconsistente de los dichos relieves sombreados. Atendiendo a lo que se ve, hay provincias que son planas, por ejemplo Buenos Aires: pruebe decirle eso a un tandilense.
  • Han elegido un esquema de colores horrendo --sin prestar atención alguna al contraste en luminancia, por ejemplo. Si les resulta intolerable, y disfrutan de una instalación funcional de ImageMagick, algo como esto:
    convert provincia.jpeg -modulate 100,100,30 provincia-corregida.jpeg

    iría acercándolos, si algún condicional, que ignoro cómo codificar, permitiera aislar ese cyan ilegible para tornarlo azul. El que no tenga prejuicio contra el trabajo manual, use el filtro Colormap rotation del GIMP, o similar.

  • Usaron el codificador JPEG del infierno que, si bien no confunde a libjpeg ni a lo que sea que usa GQview, deja tarados a unos cuantos --XV entre ellos, que se queja "CdadBsAs.jpg: Unsupported color conversion request", o Firefox [1.0.x, si el contexto es el que creo] ("The image "file:///home/.../CdadBsAs.jpg" cannot be displayed, because it contains errors."). Opera [9.2x, supongo] consigue mostrarlos... con los colores invertidos.
  • Último, pero no menor para mí, ni han pijoteado acentos ni se han fijado en que codetable quedaban representados los nombres; varios programas acceden a los archivos a regañadientes. Un descompresor amable, de los que preguntan qué hacer ante una colisión de nombres, da una salida honorable al dilema.

Quien lo diría: el viejo Wang Imaging for Windows también se atraganta.

Labels: , ,

6 Comments:

Blogger Severian said...

Ma hace acordar una anécdota que me contó un amigo sobre el IGM.

Su padre, habitante de Península Valdez y casi obviamente afecto al buceo, se enteró de que en el Instituto Geográfico Militar tenían cartas submarinas con la geografía de los dos golfos de la península. Aprovechando una visita a Buenos Aires, con su campechano aire patagónico y una inocencia envidiable, se dirigió al IGM y con una amplia sonrisa preguntó en recepción donde se vendían esos mapas.

Le sorprendió un poquito que para venderle un mapa le pidieran documentos (que burocráticos, penso) pero los entregó olvidando un detalle fundamental: que él había nacido en Rusia, y que su apellido sonaba judío.

Lo tuvieron un buen rato encerrado, acosándolo con preguntas como "quién lo mando" y "cuantos son"...

En fin... suerte que los milicos chilenos son igual de sagaces, que si no la frontera ya estaría en el Riachuelo, y Ud. y yo nos trataríamos de "que hacei huevon"...

30/8/08 01:54  
Blogger Peste said...

This comment has been removed by the author.

30/8/08 04:06  
Blogger Peste said...

A pesar de que sabemos que la paranoia militar no reconoce circunstancia objetivas, por favor: el año en que esto sucedió, siquiera por un afún de coleccionista.

No acierto a imaginarme que nuestra suerte pudiera ser distinta bajo los diversos gobiernos de Pinocho y sus deslavazados sucesores. De última, nadie dijo que la Patria Grande debiera construírse de común acuerdo, ni que estuviera destinada a tener más significación que la licuadora económica del Viejo Mundo.

30/8/08 04:07  
Blogger Peste said...

Bah, corregidlo ustedes internamente: ni la laringitis ni el etanol ni la nicotina me están dejando margen.

30/8/08 04:10  
Blogger Severian said...

La verdad es que no tengo el dato del año en que sucedió lo referido, aunque a ojo de buen cubero le diría que fué en la temprana democracia, ochentipico.

En los noventa una anecdota similar me sucedió en persona: sali a correr por la costa marplatense con unos amigos, con la idea de tomarnos el micro en el puerto para volver al centro. Le pifiamos de puerta y entramos al puerto por su zona verde oliva: no antes de llegar a las dársenas y notar nuestro terrible error, fuimos interceptados por diez orangutanes que arrojaron sus abultadas panzas desde la caja de una pick-up, mientras ésta intentaba infructuosamente frenar antes de llegar al agua. No faltó el "quien los mandó" ni el "idéntifíquense". Por suerte no pasaron de escoltarnos con cara de infinita desconfianza y con las armas a la vista hasta la puerta correcta.

Pongamos en contexto: las fuerzas invasoras del comunismo apátrida y ateo eramos cuatro ñatos en cueros, flacos como Charly, y trasnspirados hasta la deshidratación después de haber corrido desde el torreón.

"Inteligencia militar" es una contradicción, y que duda cabe....

30/8/08 21:31  
Blogger Peste said...

Antes del arreglo del '84, claro.

Piénselo en términos de racionalidad acotada: ustedes podían ser los perejiles, y ahí tiene, la falta de inteligencia no les permitió a los bravos defensores de la Patria ahorrar esfuerzo en razón de que detrás de vuestras escuálidas humanidades no hubiera subversión ninguna: la miseria les impedía saberlo.

Y sí, también la mishiadura de la democracia. Se come, se cura, se educa... como insisten desde la Cabildo, los zurdos ganaron la guerra, a la larga.

30/8/08 22:03  

Post a Comment

<< Home