2008-08-25

Ghost walk, o del que camina como quien pisa huevos y hace de cuenta que son cráneos

Florece a los trece o catorce años. Según el mito, se cree único y omnisciente, imagina que tiene el cerebro de platino, la v*rga de oro, rubíes en lugares que le da demasiada verguenza hacer notar, y ¿qué infeliz de cualquier sexo podría dejar de advertir las ágatas de su mirada despectiva?

También tiene miedo, actual y presente, pero se lo aguanta, porque los dioses le dieron a entender que tenía carta blanca hasta que... no sabe, hasta que cumpla alguna clase de ciclo, hasta que la embarre fenomenalmente, hasta que se le escape un tremendo pedo mental. No se preocupa, su control de esfínteres es perfecto.

Vio, oyó y leyó todo lo que le hacía falta para tener el mundo en su palma. No se ensucia las manos tocando, ni se arriesga a recordar en falso por inhalar una molécula equivocada. Come sin ganas, disciplinadamente, como corresponde a alguien de su exaltada condición.

Los dioses lo odian, pero no romperán un pacto que lo precede y abarca a familias y naciones. Se refugia a la sombra de millones a los que exterminaría sin pensarlo dos veces: se da algunos lujos.

Es virgen, la clase de virgen que sueña exhaustivamente que no lo es, o más bien que deja de serlo en actos repetidos que son el mismo, salvo variantes mecánicas y de personajes. No tiene particular atracción por gatos o perros, pero tampoco puede evitar achacarle rasgos felinos o caninos a sus eventuales víctimas. Se mordió muchas veces la lengua al superponérsele un recuerdo jugoso con las presencias más bien arenosas de compañeros o vecinos.

Es un producto genérico. Si lo particularizamos, recibiremos comentarios airados o sobradores*. También es difícil de observar: hoy está, pero mañana experimenta algo que lo aleja del equilibrio perfecto del modelo, y se nos hace alcohólico, p*to bolichero, barrabrava, cazador de recompensas, o todo lo anterior en diversas proporciones.

Finalmente, no olvidemos que en su efimeridad, dura lo suficiente para no ser un accidente estadístico: abulta, consume, y es especie de tránsito hacia otras de un mayor poder adquisitivo, pero que rara vez es modulado por un discernimiento más seguro.


(*) El infierno sabe cuanto hemos gastado ese pecado por no multiplicar las enumeraciones y los paralelismos inútiles.

Labels:

10 Comments:

Blogger Jack Celliers said...

Bueno, bueno... es un boludo.

¿Lo conoce?

26/8/08 07:22  
Blogger Peste said...

He frecuentado colegios, universidades, escuelas artisticas, grupos ad hoc nucleados en torno a intereses comunes, y ba#os publicos. Si no lo conozco, si conozco sus partes componentes, que tienden a completarse unas a otras.

Viene por el ispa antes que termine el a#o?

26/8/08 09:51  
Blogger Severian said...

Hombre, o desaparece por meses, o bombardea la blogósfera en furiosas ráfagas justicieras.

¿Sabe que? su descripción me hace pensar que al ajusticiado presente lo tengo visto. O al menos a todas y cada una de sus partes constituyentes. No hay caso che, La Plata es un pueblucho.

30/8/08 01:38  
Blogger Peste said...

Es la vida. A veces tengo sueño, y otras me descapitalizo llamando al contestador automático de Morfeo.

Hablando de partes, no sé por qué después de "unas a otras" no rematé: "Gestalt".

¿La Plata? O Buenos Aires, o cualquier ciudad de tamaño apropiado. Sospecho que filtrando una secundaria populosa de cualquier provincia podemos obtener un puñado de estos nenes (o nenas: lingam, yoni, tanto da si el enchapado zafa) sobre quienes experimentar.

30/8/08 04:25  
Blogger dolmancé said...

¿oyó hablar de buleo?

2/9/08 15:13  
Blogger Peste said...

Oí. Qué, ¿este tiene cara de víctima? ¿O de perpetrador?

2/9/08 15:23  
Blogger Peste said...

Por cierto, la lengua castellana se sigue fragmentando en dialectos mutuamente horrísonos (me permito discriminar y matonear).

2/9/08 15:27  
Blogger dolmancé said...

Entiendo que de perpretador.

Bulear es una deformación permitida sólo a profesionales de la salud mental sin licencia para administrar(se) medicamentos.

3/9/08 11:14  
Anonymous Anonymous said...

Por momentos, brillante; cuando no, entretenido.
Solo te falta narrar.

Leo.

10/9/08 00:19  
Blogger Peste said...

Agradezcole la lisonja, no sin aclarar que, viniendo de mi, esto es apenas un pobre sustituto de la poesia, para la que soy sordo, o el pensamiento abstracto, ante el que arrugo. De ahi que eso pueda no ser una asignatura pendiente.

O sea, que esto puede ser un weblog literario, pero no es esa clase de literatura, si a tal categoria puede aspirar un rejunte de artificios de la prosa.

(Ahora alguien saca a colacion los tallercitos, y arde Troya.)

10/9/08 04:26  

Post a Comment

<< Home