2008-07-17

Cada cosa en su lugar

En el puerto, parásitos; tierra adentro, productores*.

En las mansiones del poder, un reino dividido contra sí mismo; en los ranchos, familias unidas frente a las adversidades, pero ante todo unidas por la división de la torta.

En la ciudad, inconsciencia, degeneración, cipayismo; junto a la Tierra, la reserva moral de la Nación.

La Pacha Mama ha de estar orgullosa de ustedes. ¡Vamos, no sean modestos!


(*) Y nadie les compare sus amados campos con minas a cielo abierto.

Labels: