2008-06-08

Qué país generoso (VI): Eco, que razón tenías

Extrañas amistades hace uno navegando estos ríos de palabras. A veces no me queda más remedio que estimar que, si progresan, serán más valiosas que otras cuantas que se forjan en la piel y los mates.

Vengo de leer una cierta pelotera en el weblog de un tal Diego F. Es una maravilla sobre ruedas. Tanto, que no puedo forzarme a seguir linealmente las intervenciones del dueño ni de un tal Fritz, que le va parejo. Será que la posición tan cómoda que éstos adoptan le da un ritmo mas bien soporífero a su discurso; o bien que mi firme creencia en que los de afuera son de palo me los haga sonar a la más machacona y caótica percusión. Es como volver al jardín de infantes: pasado el momento de exotismo nostálgico, prefiere uno que termine, luego que les suceda algo horrible, y al final sólo quiere abombarse con lo que tenga a mano. Por menos he terminado en puticlubs de mala muerte, cuando no había inhibidores de la FDE5 que compensaran el excesivo alcohol en sangre.

Bueno, de algo no me puedo quejar: anoche se posteó en el espacio referido un link al sitio del finado Neustadt, cuya partida celebro, entre otras cosas, porque tras años de silencio es posible que ahora pueda volver a escuchar Fuga y misterio sin que el recuerdo de Tiempo Nuevo* me lo arruine.


Agradezco a Severian, por el dato y la inspiración. Y si quien firma Lamáquina escribe por ahí, que alguien me avise dónde.

(*) Para los no avisados: programa televisivo que el dicho gusano --con perdón de los mismos-- llevó desde los años del Proceso hasta casi el fin del menemato. A mí siempre me sonó a Pueblo Nuevo (Neues Volk); viendo lo bien que se llevaba con nuestros milicos genocidas y mesiánicos, apreciarán que en este país la asociación es tan libre que lo lleva a uno a patinar y estrolarse.

Labels:

11 Comments:

Blogger Diego F. said...

Bueno, será que en algunos temas al final todo depende de lo que uno elige creer. Lamento que te haya parecido soporífero el intercambio, pero creo que por lo menos encontramos un punto de consenso que es que las ciencias no son neutrales, ni para mi, ni para Máquina ni para Severian ni para Fritz. Después, claro, en cuanto a objetividad no logramos ponernos de acuerdo; pero no veo cuál es el problema, ¿acaso alguien es dueño de la verdad? Que avise si es así.
Saludos

8/6/08 13:21  
Blogger Severian said...

Diego: afirmar algo que se puede comprobar por una observación no es ser dueño de la verdad sino ser testigo de ella. Dueño de la verdad es quién cree que puede cambiarla en base a sus creencias, que si se concentra en convencerse, puede caer para arriba.

8/6/08 21:54  
Blogger Peste said...

El problema, si alguno tengo, es que considero que no todos los participantes del debate se ganaron el derecho a sus opiniones. Es la soberbia de uno que leyó a Jorge Sábato y le resulto sensato eso de no mezclar investigación propiamente dicha con desarrollo de tecnología. Si para usted es de noche y todos los gatos son pardos, ni se gaste en seguirme el apunte.

8/6/08 22:16  
Blogger Severian said...

Peste:

Lamaquina vengo a ser yo cuando me equivoco de cuenta... cuando lo noto ya es tarde y mantengo el nick hasta que me canso. Esquizofrenia virtual, que le dicen.

Respecto del debate, saco varias cosas en limpio.

1. Que nada ha cambiado desde la época de la colonia, seguimos comprando espejitos de colores, con tal que vengan de Europa: lo más poderoso de toda esa "filosofía", lo que más cuesta rebatir, es que está muy de moda. Fashionable nonsense es una descripción perfecta. La mayoría de quienes la sostienen no tiene en realidad mucha idea de cómo justificarla, ni de como sus promotores llegaron a tales conclusiones, simplemente "creen" del mismo modo que se cree en una religión (lo de Diego arriba es un lindo acto fallido, el piensa que los científicos "creen" en la ley de Newton, aunque admite que por más ateo que fuere, no podría volar). Son compradores de una mercancía hecha, y como quien compra una camisa cuadriculada porque "se usa" no se plantean los méritos del producto, sino sólo se mimetizan en su ubicuidad.

2. Que el auge que esta "filosofía de Wall Mart" tiene está basado en varias cosas, la principal es una enorme confusión sobre el significado de los términos y sobre el alcance de una afirmación científica. Sin tener muy claro lo que significa "base empírica" se cuestiona su existencia. Sin plantearse el significado científico de un modelo, se critica su constante cambio. Sin tener la más remotísima idea de lo que significa la ciencia, se juzga sobre su objetividad. Palabra ésta última que nadie se toma el trabajo de definir, para no quedar atrapados de una definición que lleve a aceptar lo evidente: que la objetividad en el sentido que se le dá en un laboratorio existe.

3. Que se recorre sin culpa el camino de la contradicción, ida y vuelta y varias veces: como la sociología o la economía encuentran muy dificil ser objetivas, en lugar de bregar por tal objetividad, se extiende la dificultad a todas las ciencias (como mi vecina es petisa, entonces todas las vecinas lo son) y luego, para mostrar aun mas ínmunidad a la lógica elemental, se procede a dar el salto mortal lógico de negar que la objetividad exista (no es que todas las vecinas sean petisas, sino que la estatura no existe ¡tomá!). No se acepta el principio de no contradicción: toda esa "epistemología de autoayuda" se autorefuta, pero aquellos compradores aislados que lo notan, toman esto como una muestra más de su veracidad.

4. Finalmente, y esto es lo más fastidioso de todo, se pone un terrible acento político en el tema. La Relatividad General es gorila, la Mecánica Cuántica es genocida, la Selección Natural es nazi. Solo el festival delirante de la autocontradicción es libertario. Confundiendo la ciencia con la tecnología, y esta última con el uso que de ella hace el poder, se ve una esvastica en cada guardapolvo. El eminante lingüista Negro Fontanarrosa hubiera usado la palabra perfecta para describir esta igualación: una Pelotudez. Mi opinión política sobre el tema es que al poder le conviene que la izquierda pierda el tiempo haciendose la paja autorefutante, mientras tanto usa de la ciencia y del conocimiento que ésta proporciona para seguir dominando la escena.

(5. Algo mas costumbrista: en todos estos debates hay: A. un boludo que cree que quien "le habla en difícil" es un pajero, y no nota que la queja manifiesta a la vez sus propias limitaciones y ansiedades, B. uno que se la dá de policía y pide credenciales que autoricen a hablar sobre un tema, C. uno o dos que no la tienen del todo clara pero que serían rescatables si hicieran el esfuerzo, porque en el fondo se dan cuenta que la objetividad que niegan es la que usan en su vida diaria para leer la realidad.)

En fin, esta cuestión ya me hincha un poco los hemisferios, tal vez tendría que escribir un post al respecto.

8/6/08 22:51  
Blogger Peste said...

Severian, es urgente que admita en público su caso de doble personalidad, antes de que le cuelguen el sambenito de titiritero.

Respecto de sus conclusiones, esperaré a la versión en forma de post para seguir la payada. Y cuando quiera en préstamo mi ejemplar de Ensayos en campera, ya sabe a donde escribir.

8/6/08 23:20  
Blogger Diego F. said...

Severian: si bien veo que es muy agresivo el debate entre vos y Fritz, no creo que yo ni te haya faltado el respeto ni discutido sin argumentos. Lo que digo de "dueño de la verdad" es que hay que aprender a vivir con diferencias ya que no siempre nos vamos a poner de acuerdo. Por más que para vos sea evidentísimo una cosa y para mi la contraria.

Como vi que todo lo que vos argumentaste no logró convencerme, y todo lo que yo argumenté no logró convencerte, no la seguí más porque no tiene sentido, a eso iba con lo de que "cada uno elige lo que quiere creer". Espero no te hayas sentido ofendido por algo que haya dicho y, si así fuera, te aseguro que no fue mi intención para nada pelear.
Lo que sí, no creo que sea justo que porque un par de los que participan en el debate a veces se vayan de mambo, haya que impugnar todo lo dicho.

Saludos

9/6/08 13:05  
Blogger Severian said...

Diego:

No me ofendió nada de lo que dijiste. De hecho, de los puntos de arriba te consideraía un poco en el 2 y un poco en el 3, pero no en el 1 ni en el 5.

Y "vivir con las diferencias" se aplica a las opiniones políticas o al cuadro de fútbol. No considero que aceptar que alguien afirme sin más que 2+2 puede ser igual a 5 sea una muestra de tolerancia, sino a lo sumo una muestra de condescendencia.

9/6/08 17:02  
Blogger JuanPablo said...

una mala: si ves el video del funeral de Bernardo, especialmente el final, no te vas a poder sacar de la cabeza esa imagen cuando escuches de vuelta f&m

16/6/08 15:26  
Blogger Peste said...

Lo vi y, alabado sea YouTube, no me infectó. Vaya a saber.

16/6/08 16:19  
Blogger JuanPablo said...

me alegro por vos, yo ya no la puedo tararear sin pensar en eso

17/6/08 15:44  
Blogger Peste said...

No, mi viejo, vamos a tener que conseguirle algo que lo desintoxique.

Algo que no parezca sonarle a los propios intérpretes como lluvia que cae, eso sí.

17/6/08 16:22  

Post a Comment

<< Home