2008-04-30

Qué país generoso (V): Dándose todo permiso y licencia

El que se niega a calcular está condenado a hablar pavadas.

(John McCarthy)

John McCarthy es muy generoso; son los que se niegan a manejar ecuaciones --y no solamente a calcular-- los que se condenan a hablar pavadas.

(Cosma Shalizi)

Superados esos escollos --si queda alguien--, una cuidada ignorancia de ciertos datos elementales cumple la misma función de devaluar el discurso, hasta convertir el papel en que viene impreso en un dignísimo forro para el tacho de basura. Lean al plumífero que se le anima al negro quilombo de la Ley de Radiodifusión en el diario de Lanata:

La transformación de la tecnología analógica al mundo de la radio y la TV digital podría resolver parte del problema.

Al costo de jodernos la balanza comercial por un buen rato para venderle a la gente equipos o sintonizadores nuevos que no, no se fabrican en el país.

En la Argentina, cada señal de televisión tiene asignada una frecuencia de 6 megahertz, que además requiere mantener liberados los canales adyacentes.

Por eso es que los canales adyacentes a varios de los que se usan en Buenos Aires están ocupados del otro lado del charco, como sabe cualquiera que haya jodido con el sintonizador de su televisor cuando las condiciones de propagación eran favorables. No solo con dioxinas y furanos se contaminan unos a otros los países, mi viejo.

Es así como en la frecuencia que va de los 54 a los 216 MHz, en la ciudad de Buenos Aires, hay sólo cinco canales de aire (...)

Evitando la pedantería de enseñarle a decir banda, ¿qué pasó con los otros 22? Pasó una asignación de frecuencias que, gruesamente y con perdón de todos los usuarios, benditos sean, que no son broadcasters, viene así:

    Banda  Uso

  54 - 68  TV, canales 2 al 4
  72 - 76  comunicaciones
  76 - 88  TV, canales 5 y 6
 88 - 108  radio FM
108 - 174  comunicaciones
174 - 216  TV, canales 7 al 13

Aparte de esto, y eso es conocido en buena parte del interior del país, hay bandas notablemente amplias en UHF:

512 - 608  TV, canales 21 al 36
614 - 806  TV, canales 38 al 69

Aún salteándose los canales pares, son otros veintipico. ¿Qué necesidad, entonces..?

La nueva generación tecnológica permitirá emitir hasta seis señales por canal, lo que elevaría a más de cien el espectro de programas gratuitos para emitir en simultáneo. Eso dependerá de la calidad de la imagen que se quiera transmitir: a más canales, menor será la resolución de la emisión.

También hay estándares, animal. Si transmitís en cualquier calidad inferior a la del sistema NTSC*, vas a perder audiencia pelotudamente (a menos que mandés p*rno, o fútbol en vivo); si transmitís HDTV... ¿que decíamos más arriba de comprar nuevos equipos? Ah, perdón, me olvidé de que este es un país rico y ocioso que se puede permitir reincidir en los mismos errores que el Primer Mundo: total, Dios es argentino y a nosotros nos tiene que salir bien.

Se supone que la notuela tenía una continuación en el diario de hoy, pero tengo cosas más importantes que hacer que limpiar atrás de un autodenominado periodista al que sus padres nunca fajaron para que hiciera los deberes: me voy a tirar unos dados no cúbicos, a ver si la pego con los coeficientes de las ecuaciones costo/beneficio de enchufarle sensores de alcoholemia y receptores GPS, más planos urbanos zonificados con límites de velocidad, a las ECUs de los coches.


Se me ha de notar el cansancio, estoy ablandando hasta las traducciones de las citas.

(*) Creo recordar algunas series yanquis muy mal transcodificadas, que sin embargo levantaban admirables cifras de audiencia.

Labels: ,

3 Comments:

Blogger Severian said...

Me parece que el plumífero que Ud. cita sabe hacer muy bien sus cálculos.... salvo que las unidades involucradas no son los megahertz sino los palos, lucas, gambas, mangos, y chirolas.

Por principio cuando hay tanta guita de por medio, yo desconfío de cualquier opinion que parezca pelotuda. La pelotudez es el disfraz preferido por algunos para esconder intereses.

3/5/08 22:33  
Blogger fabio said...

Igual en la tele no hay nada y está todo doblado al castellano.

6/6/08 04:40  
Blogger Peste said...

Para los que sostenemos ese punto de vista está el TV-B-Gone, y por lo menos un clon libre. No quiero imaginarme, eso sí, que cobertura periodística podría tener si se volviera popular.

Y, siendo más tardío que seguro: creo que hay una división de responsabilidades. El que cobra por mentir ordena, y el que escribe la(s) mentira(s) obtiene la posición desde la que hacerlo por su incapacidad constitutiva de separar la paja del trigo. Es el viejo arte de hacer que parezca un accidente, según se lo puede practicar en una organización verticalista.

7/6/08 12:06  

Post a Comment

<< Home