2007-12-18

Escepticismo (VI): En Europa no se consigue

... una gallina que ponía huevos de oro, por ejemplo. Era un animal maravilloso, hasta que lo acercabas a un [contador Geiger] y descubrías la catarata de radiación ionizante que emergía de la piedra filosofal nuclear en su molleja. Cosa que se te ocurría recién cuando no aguantabas más la diarrea sanguinolenta, y cuando el pelo se te empezaba a caer a mechones.

(en Ch. Stross, Singularity Sky (2003))

Los cuentos y leyendas, e incluso los chistes, deben su existencia a muy serias razones de supervivencia, sospechamos unos cuantos. Que no les haga perder el sueño, o la salud.


No, no se vendió todo el pescado, qué esperanza. Se lo pescó todo, y eso ya es otro problema.

Labels:

0 Comments:

Post a Comment

<< Home