2007-12-30

Una larga despedida (XLIII): Aún no secaba la tinta

Hora de volver a la refrescante realidad, en donde a nadie le importa un pepino, pero a todos les parece justo y razonable fingir un decoroso apasionamiento.

Para introducir una variante, desnudemos nuestros corazones, atravesados por intereses tórridos y galopantes, y finjamos que éstos nos obsesionan, nos atormentan y nos hacen sentir una trágica impotencia. Siempre habrá tiempo para cubrir las vergüenzas con una morosidad calculada y bochornosa.

Labels:

2007-12-29

Idioléxico (IX): Lo que el hombre ha unido

(Nota colateral impertinente: no se quién tuvo la imprudencia o la maldad de soldar --con liberal empleo de ácidos, termita y asfixiantes gases inertes-- una amistad pobremente abulonada para tornarla en una cosa innombrable, pero le debo la mejor parte de diez y ocho posts, o cinco mil palabras. Que esta profusa emisión constituya un triste hilito cuando se reparte entre cinco meses es mi problema, no el de las musas).

El año toca a su fin, y llueven perros y gatos: ocasión harto propicia para recordar --sin real necesidad, pero incapaces de contenernos-- que no estamos todos cortados por la misma tijera.

cáncer
otros
invasión; traición; despedidas; incongruencias; tortura médica; tedio; muerte.
nosotros
los colores de la hematoxilina y la eosina; listados larguísimos de drogas más perjudiciales que útiles; signos fácilmente confundibles con los de haber estado en Hiroshima en 1945; tristes oficinistas de guardapolvo; imágenes borrosas; chantas; incomprensión cuidadosamente enseñada, hostilidad prolijamente contagiada.
Apolo
otros
un prestigioso dios griego.
nosotros
latitas con las que estábamos mejor que con el Shuttle (o, con pomposa inutilidad, Space Transportation System); recuerdo culpable que vuelve al ver las Soyuz que aún hoy se acoplan a la ISS.
princesa
otros
aplicado a mujer real y plebeya, elogio que de tan tibio es irónico; a una noble, término que connota lástima; a un personaje, topos que delata en un texto la presencia de fantasía y/o machismo vulgar, y una probable ausencia de historicidad.
nosotros
cosa de vaga semejanza con una figura femenina, si la luz es insuficiente o engañosa; ilusión útil para la venta de ciertos productos hechos en base a carne humana.
asamblea
otros
vox populi, vox dei.
nosotros
batalla perdida de antemano, que se pelea por pura crueldad.
plástico
otros
material frío y desagradable.
nosotros
material a menudo poco noble, pero irreemplazable y ¡combustible!
cuadriculeada
otros
una mina infiel; no se entiende mucho.
nosotros
un acto fornicatorio de precisión, por el que podríamos haber cobrado entrada.
dinero
otros
poder; símbolo; señal.
nosotros
signo de pobreza; sambenito de los salvajes.
plagio
otros
crimen terrible y multiforme, agravado por la condición de estudiante.
nosotros
desconocemos: en nuestro poder obra la edición más reciente de la Morfopedia, que por mutilación o error de imprenta comienza con plástico el correspondiente tomo.

La aleatoriedad de la elección de los items para esta entrega viene influenciada por unas cuantas hojas arrancadas de una libreta minúscula y callejera. Ahora hay de nuevo en mi perfil un email al cual puede enviar sus quejas.

Labels:

Que le estará pasando a esta historia, que se destroza porque sí

(Ahora que lo pienso, qué lindo título para un post en Antes de la lluvia, o una columna de la contratapa del Página. Casi diría que me siento generoso --es fácil serlo con lo ajeno, ¿no, Jorge?--, pero pienso en el memory hole* en que se ha convertido esta Red siniestra, y se me va.)

Confesaré que entre los contratos implícitos violados y yo hay algo personal. Vean este fragmento de la segunda parte de Fundación e Imperio, de Asimov:

El "hangar" kalganiano es una institucion sui generis, surgida de la necesidad de albergar las cantidades de naves traídas por los visitantes extranjeros, y la necesidad consecuente y simultánea de alojamientos para éstos. El avispado que dio con la solución obvia se hizo millonario (...)

El "hangar" se desparrama sobre (...) el territorio; la palabra no llega a describirlo adecuadamente. Es (...) un hotel para naves. El viajero paga por adelantado y se asigna a su nave una dársena desde la que puede partir cuando lo desee. El visitante vive luego en su nave como siempre. Dispone, claro, de los servicios hoteleros normales: suministros alimentarios y médicos a precios rebajados, mantenimiento de la nave en sí, abonos para transporte terrestre.

De esto resulta que el visitante consolida sus cuentas de hangar y de hotel, ahorrando. Los dueños de las tierras alquilan su uso temporariamente, a gran beneficio. El gobierno recibe una saludable renta en impuestos. Todos se divierten. Nadie pierde. ¡Sencillo!

Suena bárbaro, ¿no? O sonaría, en una sociedad donde el grado de desarrollo fuera consistente con... naves interestelares aptas para moverse en una atmósfera. Naves personales, encima. En una civilización galáctica, tomen nota, donde la automatización avanzada, si la hay, está escondida en las fábricas --que no parecen ser en nada distintas a las de nuestro siglo XX-- y, lo que es más, constreñida a máquinas individuales, no repartida por líneas de montaje integradas.

Contándolo, voy tomando nota de la clase e intensidad de la suspensión de la incredulidad que la historia exige. Se nos pide redondamente que creamos en la magia, aunque se la rotule con nombres tecnológicos: al no seguir la lógica de supervivencia y desarrollo de la tecnología en el mundo que conocemos, simplemente no lo es.

Como la dicha operación es eminentemente simple (¡aunque no debiera!), el Buen Doctor sigue siendo legible para una parte del fandom de CF que aún no se ha desvanecido, y en la que me incluyo; pero en la medida en que hay otros ejemplos de mejor artesanía para la construccion de mundos, su audiencia tiende a desvanecerse.

Y --convengamos-- la construcción del mundo en que se ambienta una historia fantástica no es un detalle sin importancia. Lo sería si, en una típica maniobra deshonesta de escritorzuelo, se nos guiñara el ojo para indicarnos que no debemos tomar en serio lo que vemos, que es una apariencia apresuradamente pergeñada para vestir algo más importante. No tienen la suerte de poder acogerse a tales trucos quienes constituyen la vanguardia entre los escritores de CF: son prisioneros voluntarios de una compulsión hacia el realismo. Deben hacer un esfuerzo de buena fe por tender un puente, improbable pero no del todo intransitable, entre la realidad que conocemos y la que nos muestran, o sufrir las molestas consecuencias de la acumulación de cadáveres de lectores en el fondo de un abismo que ya no es simplemente maloliente, sino fuente de unas miasmas letales.


(*) El más peligroso tipo de agujero, el emboscado: su superficie brilla como la del Sol, pero lo que da con las manos de la luminosidad, lo quita con la de la gravitación. (Un poco de conocimiento es una cosa peligrosa... para un aporreador de teclados, al menos).

Es un ejemplo, ¿estamos? Y no comparto nada con Moorcock, y si critico así es precisamente porque no puedo enviar a Asimov al basurero de la historia de las ideas sin caerme yo también.

Continuará, puedo decir aquí, sin sentir la astilla tan clavada como en otro caso reciente: tengo aún que registrar los bolsillos de Niven, de Clarke, de Heinlein. Aunque, reflexionando, veo que Bob es duro de roer. La culpa, echádsela a Rick Robinson.

Labels:

Escuchado por ahí (XLVI): Déjà vu

Nótese la semejanza de la Tierra a un ojo con cataratas.

(Peter Watts, en un epígrafe a una ilustración propuesta para la tapa de su novela Blindsight)

El link no es exacto --qué se le va a hacer, demasiado JavaScript, dije al ver su cabeza al lado de la mía en la almohada-- pero unos círculos concéntricos lo guiarán.

La mirada de los que escribimos --o siquiera leemos-- incita, según entiendo, a la violencia de los practicantes de los oficios plásticos o visuales, y a su ulterior frustración, cuando comprenden que no detendrán nuestras depredaciones por recurso a la ceguera (o incluso a la muerte: on ne tue pas les idées).


Esto no me va a aliviar la inflamación hemorroidal inducida por M. Saint-Ex, pero qué remedio, si era un hermano.

Esto aparte, gallego bruto: qué inexacto pero qué j*dido de pasar por alto aquello de la pupila archivó.

Labels: ,

2007-12-19

Idioléxico (VIII): Shibboleths

joda
  1. (despectivo) Diversión; wine, women and song (q.v.), según una fórmula clásica.
  2. (llano) Situación problemática.
  3. (según una interpretación libre de Cortázar) Situación problemática en la que uno entra voluntariamente, que exige a un extremo talentos y habilidades, y cuyo desenlace es, sin términos medios, alguna forma de muerte, o un temple o maduración raro y difícil de obtener.
vino, mujeres y canto
Wine, women and song, aproximadamente; combinación de elementos con un espectro de emisión formado por unas pocas y muy variables líneas, y uno de absorción improbablemente denso*.
vulnerabilidad
Cualquiera de una mal avenida familia de cualidades desesperantes para los hombres de bien, encantadoras para los románticos, e inexplicables para las bestias, y que atraen inexorablemente los ataques de estas últimas; o --en el caso de bestias educadas-- su sadismo.
coincidencia
Espuria a la salida de un detector de correlación; manifestación** debida a un bug neuropsíquico; signo de un simbionte en las raíces de la inexplicable popularidad de ciertas canciones, libros, películas***; obstáculo para autodenominados artistas que se sienten exquisitamente escrupulosos****.

(*) De aquí muchas confusiones entre tinta, sangre, barro, heces, etc.

(**) En el peor sentido de la palabra.

(***) Daría ejemplos, si no fueran tan dependientes de época y contexto, aunque se me impone el tango Por una cabeza, cuya persistencia puede tener otras causas.

(****) ... muchas ventajas, las mismas que tiene el robo por sobre el esfuerzo honrado (Russell, 1919)

Labels: ,

2007-12-18

Escepticismo (VI): En Europa no se consigue

... una gallina que ponía huevos de oro, por ejemplo. Era un animal maravilloso, hasta que lo acercabas a un [contador Geiger] y descubrías la catarata de radiación ionizante que emergía de la piedra filosofal nuclear en su molleja. Cosa que se te ocurría recién cuando no aguantabas más la diarrea sanguinolenta, y cuando el pelo se te empezaba a caer a mechones.

(en Ch. Stross, Singularity Sky (2003))

Los cuentos y leyendas, e incluso los chistes, deben su existencia a muy serias razones de supervivencia, sospechamos unos cuantos. Que no les haga perder el sueño, o la salud.


No, no se vendió todo el pescado, qué esperanza. Se lo pescó todo, y eso ya es otro problema.

Labels:

2007-12-14

Idioléxico (VII): Terminalidad

espontaneísmo
Descubrir que la musiquita que uno iba silbando es la misma que se le cae de la boca al resto de la manada; que es una de esas marchitas que son lo único que separa al humano de carga de una bestia aplicada a semejantes tareas; que las dichas tareas son, poco más o menos, lo que a cada uno le parecía que habia que hacer; que, por tanto, la situación es un caos general, un todos contra todos, un sálvese quien pueda; que nadie quiere admitir que lo sea, y que tararean mas fuerte, por momentos, para no prestar atención al horno crematorio* al que, amablemente, nos van arreando.
sobregeneralización
Extensión de un concepto hasta una región en la que deja de ser válido**. Por ejemplo, la idea expresada por el aforismo lo que no mata fortalece: una droga citotóxica puede reducir o eliminar un carcinoma, pero el efecto neto sobre el paciente puede ser un debilitamiento si, junto con las células cancerosas, son tambien diezmadas las células hematopoyéticas de la médula ósea. (Valga otro tanto por la cita evangélica sobre el "reino dividido contra sí mismo").
oportunista
Organismo parásito o predador cuya viabilidad depende de la debilidad de sus, respectivamente, huéspedes o presas. La aplicación de esta categoría aclara --de un modo notablemente incómodo-- el modus vivendi de personas para las que las hipótesis habituales son insuficientes.

(*) Tienen ustedes derecho a imaginar el cruel destino como un paredón, un patíbulo, una cámara de gas, etc. Yo veo una alta chimenea: los detalles a nivel del suelo me los oculta la multitud.

(**) Es este un pecado subsidiario al de lesa abstracción; por fortuna, abstraer es harto más complejo que mantenerse salvo, y no corremos riesgo de volvernos parodias de buenos cristianos, sino que nos vemos obligados a, como dicen por ahí, reflexionar antes de pensar.

(Se agradece a "Gra" por ayudarme a rescatar esta nota al pie de la basura).

Labels: ,

2007-12-03

Escepticismo (V)

Escuchar en boca de cierta gente los versos de Hasta siempre, Comandante es como ir a una misa celebrada por un cura en pecado mortal.

Un nuevo significado para el mote de sectas que se suelen ganar los partidos socialistas cismáticos, supongo. ¿Cual será la Biblia de estos pobres?