2007-09-13

Qué país generoso (III): No cambiar de jinete en medio del Apocalipsis

(Con mis disculpas a los sufrientes bajo la tiranía de don Arbusto, pero banquenselá, el slogan me venía al pelo).

Con gusto, si me sintiera capacitado para escribir sobre política, me largaría a explicarles qué forma exacta de alienación es no comprender ni controlar la tecnología que se usa para producir, y probablemente citara a Jorge Sábato, que estuvo ahí e hizo una o dos cosas concretas al respecto.

Pero dirían que pongo el carro adelante del caballo, y que soy un fósil desarrollista, que equivoco el orden en que se debe arreglar el mundo.

Si me ubicara en otro lugar, y llamara al software libre "propiedad colectiva", o intentara rescatar el desacreditado concepto de "socialismo real" para aplicarlo a la comunidad internacional de voluntarios que lo desarrolla, automáticamente sería un roñoso utópico con un severo caso de falsa consciencia, y probablemente necesitado de medicación antipsicótica.

Como, en los papeles, no soy ni una cosa ni la otra, permítaseme señalar que es cuando menos llamativo que un país potencialmente rico y realmente pobre como éste siga trabajando para el macho en materia tecnológica: pagando fortunas por míseros derechos de explotación, y ensillando a nuestra gente con conocimientos fragmentarios, hiperespecíficos y de fácil obsolescencia. Y acá hablo desde mi experiencia personal, de la que puedo dar ejemplos sobre pedido*.

Aportando un cobre a la discusión en un weblog amigo sobre el uso y abuso de las citas, reproduciré una que ha sido variamente atribuída y modificada, simplementa a manera de provocación y consigna:

Somos demasiado pobres para no educar.

Y ¿qué es, después de todo, la educación, sino transportar software de una biocomputadora a otras?


Sí, quejarse es fácil. Y no ser cerradamente pesimista no es un gran avance.

(*) Ahórrenmelo y aprecien la Microsoftemia galopante de la mayoría de nuestros sitios web gubernamentales --hecha la excepción, claro, de los servidores visibles desde afuera.

Labels: ,

2 Comments:

Blogger Severian said...

Si quiere le facilito la decisión:

¿sitios huev .com.ar? El del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas, que para ocultar su identidad se hace llamar CONICET, parece gestionado por personas que de Técnicos tienen poco (serán tal vez abogados, o poetas....).

Empecemos porque la versión en inglés, en lugar de ser una copia exacta actualizada del sitio castellano, era mientras existió una exhibición obscena de JarP (Java-al-re-Pedo) sin ningún dato relevante. Curiosa forma de promocionar la inserción de la ciencia argentina en el circuito mundial.

En la misma página se puede acceder al SIGEVA (¿y yo que culpa tengo? les gustan las siglas a los gobernantes...), un formulario web destinado a ingresar los datos necesarios para evaluar el desempeño de un investigador. Como se pretende que el mismo formulario funcione para biólogos, físicos o arquitectos, no hay donde incluir ningun dato realmente relevante. Cada año terminan ignorando los resultados "hasta su puesta en marcha definitiva".

Hagame caso, tire del gatillo. Y apunte hacia aca, para ahorrar tiros.

15/9/07 16:22  
Blogger Peste said...

Severian, mire, por todo lo que puedo ver, los webmasters argentinos en general, no solamente los empleados por el Estado, no hacen más que adherir a este manualcito.

Y sí, es una desgracia, pero la fracción de páginas argentinas que agendé en largos años de navegar no ha de llegar a un 5% de mis bookmarks. Así de inútiles aparecemos al mundo, no hay vuelta (y eso sin mentar nuestra descollante performance como spammers y caldo de cultivo de botnets.)

Ahora, si la presencia en la WWW fuera todo el problema, me resultaría muy fácil jugar a hacer patria. Como ése es sólo el pico más visible de un macanudo témpano, es que recuerdo a J. Sábato, finado, a una punta de emigrados de diversas oleadas de exilio, y sufro en silencio.

Ahorremos plomo, compañero, y tirémonos al Riachuelo: no creo que tardemos mucho en disolvernos, y con nosotros nuestros pesares.

16/9/07 21:18  

Post a Comment

<< Home