2007-05-23

Idioléxico (IV)

suicidio
Podría aquí enroscarme en metáforas de viajes, caminos, ritmos de marcha, tropezones, resbalones, y topografías dantescas. Podría dibujar círculos o espirales, y volverme mono por darles una perspectiva que entrara en esta página. Podría explicar todo, como en un libro de autoayuda. Pero prefiero ir tranquilo, y no dar un paso del que no esté seguro. Eso es no suicidarse: hacer lo que se sabe lo mejor que se pueda, y estirar lo sabido, por las buenas o por las malas, y porque nunca se sabe, y para llegar con resto al final. Todo exceso y todo error es un pequeño suicidio, y sólo uno sabe qué acto u omisión lo es; admitirlo es aflojar el nudo. Para volver a apretarlo está todo el tiempo del mundo, el mismo que uno quisiera usar para tantas cosas; mas evitemos divagar, porque esas fantasías son la forma más insidiosa de la autodestrucción, como todo lo que parece demasiado bueno para ser cierto. No hay comida gratis, y todo eso.

Pueda ser que los límites engendren enroscamientos, ¿quién sabe?

Labels:

16 Comments:

Blogger Jack Celliers said...

1) ¿Leyó a Cioran?

2) ¿Puede dar un maldito ejemplo concreto?

La respuesta a la segunda pregunta ya la sé, así que seguramente es al cuete.

Me recuerda la frase de Wilde: "todo pequeño acto confirma o anula el carácter" (cito de memoria). Creo que esto:

Para volver a apretarlo está todo el tiempo del mundo,

es una trampa. Creo que no, no hay tiempo. O mejor dicho: la única forma de que lo haya es pensar que no lo hay, en cuanto uno piensa que hay, se acaba. Es dialéctico.

Cioran decía que la idea del suicidio es útil, porque uno se libera del la obligación de vivir... y vive mejor. Los japoneses también lo sentían así: saberse ya muertos da una libertad infinita. El tema es para qué.

3) ¿Leyó a Yukio Mishima?

Salud.

24/5/07 14:16  
Blogger Milkus Maximus said...

Diferencia entre el samurai y el guerrero han:
- El samurai no le teme a la muerte porque desprecia la vida.
- El han no le teme a la muerte porque desprecia la muerte.

En qué rubro nos anotamos?

26/5/07 16:33  
Blogger Peste said...

Jack:

1) Lo poco que intente leer se me evaporo. El momento era de lo menos propicio, supongo.

2) Veo que nos entendemos.

El tiempo se mide en la direccion en que crece la entropia.

La libertad depende de reducir una cantidad de incertidumbres que, al lado de la de la muerte (que, concidimos, es inventada) siempre seran infimas.

3) No. Recomiende, si tiene ganas.

Ya me comunicare con usted por el tema de los jeroglificos.

Milkus:

Vida y muerte, como procesos o como estados? Achiquemos los indefinidos, mire que yo a esta gente la conozco solamente de oidas.

26/5/07 18:30  
Blogger Jack Celliers said...

¡Me gustó el ejemplo de Milkus! Nos pone en el curioso límite de entender que despreciar la muerte es despreciar la vida... ¿O sea que amar la vida y la necrofilia vienen a ser casi lo mismo?

Caramba... quizás.

Peste: Recomendar de Mishima recomiendo lo que sea. En particular tiene un cuento llamado Patriotismo en el que describe las sensaciones que percibe un tipo que se hace el seppuku (no "hara-kiri" por favor). La descripción es realmente bestia.

Lo lindo es que luego él mismo se dio muerte de esa manera.

Y al dejar su ultimo escrito, estampó esto (volvemos al ejemplo de Milkus y a lo que dije arriba):

"La vida humana es limitada pero yo querria vivir para siempre".

Uno de esos tipos que hacen falta.

27/5/07 18:03  
Blogger Peste said...

Jack, deje de hacer malabares, que las palabras no son pelotas. O si lo son, estan recubiertas de las protuberancias mas curiosas y molestas. Algunas son como abrojos.

> recomiendo que lo sea

Exagerado, como siempre. Usted si que ayuda a los que se ayudan a si mismos, eh?

> Patriotismo

Ya he echado mano a un libro que lo contiene.

> misma manera

Supongo que hay algo mas que lo convierte en extraordinario, aparte de la fascinacion morbosa que nos causa a los que vivimos en estas epocas de anestesia. Tengo entendido que es tradicional entre suicidas obsesionarse con los metodos.

> tipos que hacen falta

Uff, encima me hace agarrar un deja vu de Brecht. O de Silvio Rodriguez, quien sabe.

27/5/07 20:33  
Blogger Jack Celliers said...

Respecto del metodo el seppuku solo estba permitido a samurais, los plebeyos no podian usarlo.

No sé bien qué se supone que le hacían a un infeliz que osaba suicidarse usando el seppuku sin que le correspondiera. Se me ocurre un castigo que inevitablemente necesita de algo de la vida del difunto, pero muy poca: gritarle "¡te sacaste la grande macho!"

28/5/07 23:05  
Blogger Milkus Maximus said...

Ay, ay, ay, entre qué par de monstruos me vine a meter!.
Para el ponja, morir honrosamente valía más que cualquier cosa que hubieras hecho en vida. Tu muerte justificaba tu vida. Aunque no por eso vivían una vida de merd y lo arreglaban con una buena muerte. El código samurai era MUY exigente en cuanto cuestiones éticas, y la mayor de todas: la fidelidad a su señor.
El han (chino) trataba de vivir una vida honrosa como han y como guerrero. Si su vida había sido noble, el modo de morir le daba lo mismo, aunque si era en batalla mejor aún (por algo uno es guerrero no?).

¿El tema del tiempo es "dialéctico" Jack? No entiendo. Pero me parece que a cierta edad, nuestra próstata y nuestras chocheras nos demostrarán que es algo más que dialéctico.

28/5/07 23:32  
Blogger Peste said...

Jack: arruinarle los ultimos segundos de vida al projimo es notablemente dificil, pero ayuda mucho documentarse sobre la psicologia de la victima. Supongo que esas artes se perdieron con la decadencia de la Inquisicion.

Milkus, tranquilicese, que podemos estar mezclados, pero no revueltos.

Remitiendome a sus aclaraciones: creo que una muerte desprolija, o muchas desprolijidades que sean, cada una, una peque#a muerte, pueden desvalorizar considerablemente lo que uno deja como legado, y ahi es cuando el proceso solamente me interesa en vistas al resultado.

En cuanto al ultimo punto, cada cual educa su percepcion del tiempo como puede. Hay cosas que se deben hacer como si uno se fuera a morir ma#ana, convengamos, pero tomarse ese limite como unico criterio puede ser desastroso. Varia mucho la manera de relajarlo, eso tambien.

29/5/07 14:04  
Blogger dolmancé said...

Las corrientes suicidógenas orientales son muy distintas a las occidentales. O lo fueron hasta que Oriente se volvió más Occidente que Occidente.

"La vida humana es limitada pero yo querria vivir para siempre"

Jack: ¿No es un poco narcisista?

Peste: el meme ha comenzado. Copié el packaging, no el estilo.

30/5/07 17:29  
Blogger dolmancé said...

Ya que viene al caso: considérelo un sincericidio. Más bien: un acto sincericida. El término es incorrecto pero a primera vista no deja lugar a dudas.

30/5/07 18:50  
Blogger Milkus Maximus said...

Peste: creo que empezar a discutir el punto nos pondría a discutir na interminable casuística de casos particulares. Conozco casos de muertes denigrantes (qué muerte no lo es? reduce lo palpable de nosotros a podredumbre y gusanos) con legados perdurables; conozco también casos de muertes heroicas en tipos en los que no valía la pena gastar la pólvora.
Seguramente Ud. conocerá casos similares o contrarios. Por eso, da para cortar mucha tela, y no sé si se llega a algo.

En cuanto al último punto sí. Hay, como Ud. dice, días para vivir como si fuesen el último.
Por lo menos a mí, se me ha agudizado ese sentido desde que soy padre. Saber que cada una de tus acciones puede marcar a tu hijo de manera casi definitiva, te crea mayor consciencia que ciertos actos son "únicos". Se juegan bien aquí, y ahora, so pena que no haya oportunidad de rectificación.
Eso, proyectado en la vida de otro, y más si ese otro es el propio hijo, da sencillamente pavor.

Jack, acabo de releer lo que puso: "Nos pone en el curioso límite de entender que despreciar la muerte es despreciar la vida".
No me expliqué bien, o Ud. me entendió mal.
Uno despreciaba la vida, en pos de una muerte que lo justificara todo; el otro despreciaba la muerte, porque sabía de haber sembrado una buena vida.
Lo de "despreciar la muerte es despreciar la vida" es una interpretación que corree por su cuenta. Sino, pregúntele a un samurai o a un han con sable en mano.

31/5/07 11:40  
Blogger Peste said...

Dolmance:

Las diversas partes del Lejano Oriente, hoy en dia, son un cocktail infernal. Lo que es muy dificil de saber es que ha sucedido con los sistemas de valores que los llevaban a tales conclusiones. A juzgar por lo que paso en las culturas europeas, han sido distorsionados hasta lo irreconocible, como minimo.

Y proceda, no mas. Si algun dia llega a mayores, veremos como lo manejamos.

Milkus:

En efecto, es posible que no sea el momento ni el lugar para intentar comprobar la verdad o falsedad de estas generalizaciones. Por lo menos, yo no veo como seguir.

Precisamente, lo irreversible es una de las ideas recurrentes que me lleva a decir todo esto.

Y, se#ores: dejamos implicitos los desprecios, y nos aplicamos a las cosas que nos preocupan?

1/6/07 00:31  
Anonymous El Perro del Mar said...

Amigo Peste, soy su tocayo veinteañero. Hace rato que no lo veo pero vengo leyendo sus posts, y, ¿sabe qué? me armé un blog propio. La dirección es www.perrodelmar.blogspot.com, entre y verifique. En cuanto al suicidio, también están aquellos que no lo hacen por culpa, es decir, aquellos que saben que su muerte ocasionaría demasiado dolor en ciertas personas, y prefieren evitarlo prolongando indefinidamente su vida, hasta que estas fucking personas decidan morirse o pelearse con él. Saludos del Perro del Mar

5/6/07 01:09  
Blogger Peste said...

Ruquete! Bienvenido a la ronda! Bueno, vaya acumulando algunos textos para que me sienta provocado a comentar.

Ahora, al topico:

El problema serio no son los suicidios postergados --aunque tengo mas que un par de cosas que decir sobre ellos; no aqui, no ahora--, sino los administrados en cuotas. Como las finanzas de la muerte son tan irregulares, no es raro que el suscriptor a un tal plan, para su sorpresa, resulte adjudicado en el momento mas inoportuno.

(El subtitulo de este weblog debiera ser "Una enfermedad cronica de pronostico incierto, pero probablemente insustancial", pero la declaracion de principios que uso ahora encaja tan bien con el titulo, que dejare esta variante para una futura fase nihilista).

5/6/07 18:38  
Blogger Estebon said...

Es decir que en resumidas cuentas,los comentarios son acerca de aquellos suicidios paulatinos en los que devendrían los vicios? Tengo un par de cosa que decir sobre ellos, además de que no tengo, pero alguien dijo que hacen falta para sentirse vivo, de la misma manera que la conciencia de la muerte nos da toda una perspectiva acerca de la vida, o el dolor del placer. Más allá de esto, no tengo un pensamiento especialmente dialéctico, sino más bien post moderno, con perdón por la mala palabra...

5/6/07 21:37  
Blogger Peste said...

Ya no se de que tratan los comentarios. Me puedo hacer cargo de lo que escribi originalmente, eso si.

Los vicios se me desdibujan, no asi la inefable cualidad de la estupidez. Supongo que para un tipo despierto un vicio puede ser alguna clase de herramienta --una muleta, digamos por ejemplo. Al estupido le basta con un acto legal, normalmente inocuo, trivial incluso, para sumergirse en un infierno.

Y saqueme ese posmodernismo de aca, que tengo gente, che!

8/6/07 00:39  

Post a Comment

<< Home