2006-10-31

Escuchado por ahi (XLIII): Destape

Volvíamos con un amigo de la fiesta de Pinrukipém, pongamos, en algún paraje perdido de las provincias andinas. J*dita movida, visceral, alcóholica y musical.

Como es de práctica entre la tribu de los locos, cotejamos las impresiones más subjetivas, las de comunicación más dificultosa.

--Mirá, vos me conocés. Si me pongo en fundamentalista, me voy a estar arrepintiendo por uno o dos meses, después haré otros dos o tres de negación, y al final, irá a una vitrina, donde lo voy a exhibir a perpetuidad.

--Che, pero al fin ¿a eso vinimos? --se alarmó.

--No, es cierto. Pero pará un poco. Estoy eligiendo recibirlo como razonablemente puede hacerlo un huinca que no está orgulloso de serlo. Estoy tratando de ir a las fuentes. Es difícil, pero veremos que logro.

--¿Podés hacer eso?

--Y, sí. Relativamente. No es tan fácil como se imaginan los imbéciles de la New Age, y recién lo estoy aprendiendo, pero si uno se conoce, y sabe para dónde va, vale la pena.

--¿No es artificial? ¿Falso?

--Toda cultura es artificial. La lengua que hablamos es artificial. ¿Por qué manipularse conscientemente tiene que quedar afuera como más artificial que otras cosas?

Se la quedó pensando, y aproveché para machacar:

--Insisto, vale la pena.

--¿Engañarse?

--Torcer y pervertir a doña Madre Natura. Vieja y p*ta, bárbaro --¡quién pudiera chapear así!-- pero cerrada, dogmática y sargentona... para eso me banco solo*.


(*) ¡Mirá! ¡Sin precognición!**

Esto aparte, ¿por qué no dejan las referencias cuánticas a los que saben lo que significa el concepto?

Cualquier aplicabilidad de la lista de epítetos a la Sante Madre Iglesia de Roma es menos que accidental. Lo que viene a aportar evidencia de que no toda la gente intratable responde al Papa.

(**) Creo que esta cita lo explica mejor:

Se cuenta de Muad'Dib que una vez que vio un yuyo intentando crecer entre dos piedras, movió una de ellas. Después, cuando el yuyo ya iba desarrollándose, lo cubrió con la otra piedra. "Era su destino", explicó.

Labels:

3 Comments:

Blogger Jack Celliers said...

Toda cultura es artificial, eeeeeeso me gustó. Claro. Viene bien decirlo: muchos productos de nuestra cultura no son malos por "artificiales" sino porque son directamente una mierda.

Como siempre, Ud. sigue sin escribir para las masas, así que no cazo: se trata de una festividad indígena en la que Ud. y amigo - huincas - han participado. Ahora bien, fiel a su estilo Ud. no explica de qué carajo se trata, qué le dieron a su acompañante (no puedo dejar de imaginarme una copa de latón de esas que te dan por ganar el torneo de truco) llena todo de comentarios tangenciales... en fin, que dan ganas de agarrarlo del cogote y hacerlo explicar todo, todo. Pero no sería tan interesante, claro.

1/11/06 21:36  
Blogger Jack Celliers said...

Otra cosa que nada que ver: este blog tiene que quedar fosilizado de alguna manera para que lo vean generaciones futuras. Cuando pienso en la gente que intenta descifrar jeroglíficos muchas veces imagino que los hombres de ciencia no se imaginan que puede decir simplemente "puto el que lee", es regocijante suponer las conclusiones que podrían sacar de este cuneiforme blog suyo.

1/11/06 21:38  
Blogger Peste said...

Tratando de mantener el orden:

Artificialidad: Cébese, diga algo en su weblog. Yo por ahora estoy hecho con eso.

Imaginese que está en una película de Tarantino. Todo el mundo lo odia por esos diálogos descolgados, que a mí sólo me parecen realistas.

No seria mala idea enlatar el weblog y mandar copias de seguridad a... unos cuantos lugares. Pero tampoco consideraría una mala idea enlatarme a y hacer lo propio, si las complicaciones tecnológicas no fueran insalvables hoy; así que dejémoslo.

Mire que los descifradores suelen conocer, por ejemplo, el caso de los graffitti de Pompeya.

En el caso de este desciframiento, las referencias explícitas --los enlaces-- que YA han empezado a decaer, sospecho, serán --o son-- una fuente significativa de quebraderos de cabeza.

2/11/06 02:58  

Post a Comment

<< Home