2006-10-31

Escuchado por ahi (XLIII): Destape

Volvíamos con un amigo de la fiesta de Pinrukipém, pongamos, en algún paraje perdido de las provincias andinas. J*dita movida, visceral, alcóholica y musical.

Como es de práctica entre la tribu de los locos, cotejamos las impresiones más subjetivas, las de comunicación más dificultosa.

--Mirá, vos me conocés. Si me pongo en fundamentalista, me voy a estar arrepintiendo por uno o dos meses, después haré otros dos o tres de negación, y al final, irá a una vitrina, donde lo voy a exhibir a perpetuidad.

--Che, pero al fin ¿a eso vinimos? --se alarmó.

--No, es cierto. Pero pará un poco. Estoy eligiendo recibirlo como razonablemente puede hacerlo un huinca que no está orgulloso de serlo. Estoy tratando de ir a las fuentes. Es difícil, pero veremos que logro.

--¿Podés hacer eso?

--Y, sí. Relativamente. No es tan fácil como se imaginan los imbéciles de la New Age, y recién lo estoy aprendiendo, pero si uno se conoce, y sabe para dónde va, vale la pena.

--¿No es artificial? ¿Falso?

--Toda cultura es artificial. La lengua que hablamos es artificial. ¿Por qué manipularse conscientemente tiene que quedar afuera como más artificial que otras cosas?

Se la quedó pensando, y aproveché para machacar:

--Insisto, vale la pena.

--¿Engañarse?

--Torcer y pervertir a doña Madre Natura. Vieja y p*ta, bárbaro --¡quién pudiera chapear así!-- pero cerrada, dogmática y sargentona... para eso me banco solo*.


(*) ¡Mirá! ¡Sin precognición!**

Esto aparte, ¿por qué no dejan las referencias cuánticas a los que saben lo que significa el concepto?

Cualquier aplicabilidad de la lista de epítetos a la Sante Madre Iglesia de Roma es menos que accidental. Lo que viene a aportar evidencia de que no toda la gente intratable responde al Papa.

(**) Creo que esta cita lo explica mejor:

Se cuenta de Muad'Dib que una vez que vio un yuyo intentando crecer entre dos piedras, movió una de ellas. Después, cuando el yuyo ya iba desarrollándose, lo cubrió con la otra piedra. "Era su destino", explicó.

Labels:

Hay que matarlos a todos

(Quienes, predispuestos por un post anterior, esperen hallar aquí un llamado a la violencia en legítima defensa, corren riesgo de irse asqueados.)

No hago ningún secreto de que he mezclado mi vida con las computadoras. Tan público es este hecho que es raro que un amigo o allegado tenga una duda en un tema que las involucre y pierda la oportunidad de plantearme su consulta.

El otro mes mi mujer, que no tiene máquina propia ni mucho tiempo para abusarse de las ajenas, estuvo leyendo weblogs, surfeando de uno a otro y, en general, perdiéndose para ver qué encontraba. A la vuelta me preguntó algo sobre las categorías de Interests y Favorites de las páginas de perfil de usuario de Blogger; y yo le di una explicación formal, seca y en tono impaciente, que no puede menos que haberla dejado insatisfecha (pero es demasiado gentil para quejarse).

Resulta ser que los muchachos de Blogger, con la sagacidad de todo programador sobre los recovecos de la naturaleza humana, se ve que se dijeron: "El usuario escribirá nombres de ocupaciones, o de artistas, o de libros, o de películas, y bastará con convertir esos nombres en términos de búsqueda para que la gente se encuentre entre sí."

Como sabe cualquier bibliotecario, la legión de autores de la Wikipedia, o incluso los p*ndejos que inventaron CDDB, dejar que la gente elija cómo quiere llamar algo que tiene existencia objetiva es una receta para el desastre. Y obligarlos a que el nombre que se les ocurra sea el nombre por el que un programa intentará encontrarlo... simplemente observen estos ejemplos:

Obviamente, esto no tiene ninguna relación con el hecho de que estas cadenas de caracteres son eminentemente legibles y comprensibles para un ser humano que lea el perfil del que fueron tomadas, pero el maltrato que comete Blogger con ellas lleva a la consecuencia esperable: las tres llevan exactamente a uno y el mismo usuario. A nadie más. ¿Qué les parece para algo que pretende ser un mecanismo de interconexión social?

¿Ven por que Dios* inventó las ontologías, las taxonomías, las coordenadas, los números de ISBN, y a Google?


(*) En el contexto de este weblog, la variable Dios resuelve a algo así como nuestros ilustres antepasados, según un criterio de ilustridad absolutamente personal e inalienable.

Update, 10 minutos más tarde: Escriba usted sobre cualquier "actor" de la llamada Web 2.0, y quede obsoleto antes de publicar. Ahora el primer link devuelve muchos resultados, y los otros dos, ninguno. Imaginemos que modificaron el comportamiento del buscador --y sigamos con las quejas, ya que dudo que la mejora convenza a nadie. Gran cosa, enseñarle a tu código a distinguir entre clases de caracteres. Way to go, kid.

Labels:

2006-10-30

Por qué Psicobolche (primero de una serie)

Hay una cantidad de razones por las que el título de este espacio es irónico. Pero quizás sea más interesante listar algunas razones por las que es simple y perturbadoramente exacto.

Por ejemplo, y por como se comprueba en algunos de mis posts --incluso éste, reciente-- y en mis comentarios en los posts de tema político en Jugo de Ladrillo, tengo una inclinación absorbente a mantener la nariz atenta a los cambios del tiempo; a mirar los cielos para intentar determinar si viene buen tiempo, o tormentas, a adelantarme para poder planear la siembra o ver que tan mal me puede ir con la cosecha, y a prestar atención a los signos y portentos de los cielos. Todo esto, claro, sin la inclinación hippie a lo esotérico y a las ondas y mareas de los mares emocionales, sino con un discreto ejercicio de futurología de salón y coleccionando opiniones de gente más informada que yo; en el procesamiento está lo que me diferencia, como caminante que se moja si llueve, del meteorólogo.

Y por un lado un tanto más liviano, no se me escapa ni una referencia de esta letra de Leo Masliah.


Extraño, he usado una metáfora ajena y que en alguna medida me es repugnante; y no me puedo echar atras, so pena de decir lo mismo de un modo mucho menos elegante.

Y la referencia a la canción cae en un weblog porque las copias en páginas estáticas son peores, no porque conozca a este buen caballero Nicolás.

2006-10-18

Conspiración mas acá del Espacio Conocido

¿Soy el único que encuentra una deliciosa ironía en que el recién fundado Centro Carl Sagan para el Estudio de la Vida en el Universo* esté presidido por un tal Pierson? ¿O el único que no se va a sorprender cuando el primer contacto sea con un cierto imperio comercial interestelar, de reconocidamente dudosa política exterior?

Y nos quejábamos del Gran Imperio del Norte, dioses.


(*) Todavía no hay nada, pero la guita (o las tecnologías alienígenas) todo lo puede(n).

Son bienvenidas las especulaciones sobre qué van a intentar vendernos primero. Mi sospecha es un método anticonceptivo económico, cómodo y 100% efectivo, según esta lógica: si el gen de Teela Brown existe, se hace más fácil de controlar; si no, inutilizarán a cierta fracción peligrosa de la población incitándolos a meterse en un ridículo callejón sin salida.

Labels:

2006-10-13

Pruebe éste que es cosecha 2005

No, jugo de ladrillo no es lo que rezuma un tenista que aterrizó de boca sobre una cancha de la que los yanquis llaman pudorosamente de arcilla. Es un fluído de alto peso específico y de gran valor nutritivo, si bien un tanto indigesto para los estómagos delicados.

El que lo exprime casi no habla de sí mismo, rasgo que vale por volúmenes preñados de pelotudeces. El resto, id a buscarlo a su weblog, donde anteayer cumplió un año.


Agregaría algo, pero ¿a santo de qué seguirla embarrando?

Una larga despedida (XXXIX): Metiendo la mano en el papelero

(Y practicando ilicitamente la autopaleología).
(Lugar, fecha, saludo)

Ahora que ya ha pasado tanto bajo el puente, quien te dice que tiremos un pez y dure tanto como para contar que se siente.

(...)

"¡Déjeme contarle sobre mi madre!"

El año en que se me pudrió todo pudo haber sido el del cambio de siglo; el popular o el exacto, la incertidumbre de la medición hace que tanto dé.

Dióse la desgracia de que junté suficiente energía para comenzar a desdoblar mi personalidad en tres de sus vectores componentes, y eso me habilitó para una serie de experimentos, de los que resultó que lo peor que pensaba de mi era cierto, casi sin excepciones. Entonces, te quise enfrentar a tu error --el menor, el más perdonable--, pero mis insalvables limitaciones conceptuales y léxicas precipitaron una catástrofe.

Es enteramente posible que esté invirtiendo la causa y el efecto, pero el hecho persiste de que resultaría un infierno del intento de hacer convivir a más de la mitad de mi personalidad con vos y las niñas. También es cierto que te digo esto desde mi desigual batalla (vigente y desgastante) con una depresión clínica que no se me declara porque la tengo perdida en el laberinto a base de espejos y humo; y que sé que no puedo darte nada de lo que necesitás. Viene en tu ayuda, en este último punto, que la imagen que tengo de tus necesidades puede tranquilamente ser una grotesca ficción. ¿Por qué, por una vez, la realidad no iba a ser menos terrible que las fantasías? (...)

Me rehuso a aceptar --más que como un lloriqueo irresponsable-- el que los años de incompleta separación me hayan hecho mella. Es fácil decirlo; pero no puedo creer, en mí, una reacción tan... sensible. (...)

Espero, sinceramente, darte la oportunidad de cobrarte, y tener que pagarte las deudas durante el resto de mi vida. Perdida la oportunidad de evitar todo esto en origen, prefiero hacerme cargo de la racha de desastres que causé en tu vida, que quedarme pensando preguntas que corroen sin posibilidad de respuesta o mitigación.


Puede continuar, si no cae un pucho sin apagar entre los pedazos. O si vuelvo a tener una visión de conjunto con la que seguir jugando al rompecabezas libre, que también podría ser una teselación cuasiperiódica.

Labels: