2006-05-21

Lo que pienso de los diarios que usan CMS's idiotas

wget http://www.diariohoy.net/v8/verNoticia.phtml/html/`\
wget -q www.diariohoy.net/v8 -O - \
| grep 'Agenda Cultural' \
| sed -e 's/^.*verNota(//' \
| cut -d ')' -f 1 \
| sed -e 's/$/\//'` \
-O espectaculos_hoy.html

Verifique la fase de la luna antes de correr; no me responsabilizo; etc.

De más está decir, mi trogloditismo no ve otra cosa razonable que hacer con el HTML resultante que pasarlo por la quilla lynx -dump.

Tengo una versión (ya no un one-liner) para El Día pero, por alguna pajereada que inventó tomó prestada el webmaster, no puedo ver las notas de ninguna sección ni siquiera en Firefox, mucho menos chuparlas con Wget (devuelven un 302 Moved y el index.html general para clientes sin soporte de frames --por describir de alg&un modo lo innombrable--; las tablas de contenidos de secciones se bajan OK). El día que se me vaya la fiaca* de revisar headers, veré dónde quiere que lo toquen.

Dichas las chorradas técnicas, explayémonos para completar la emisión de vapor:

Considerad, oh webmasters cuidas, oh traidores al medio que empleáis y que os alimenta, que esto lo escribe un usuario exclusivo de computadoras de escritorio. Si mi mochila conociera notebook, palmtop, o mero teléfono celular equipado para SMS, este script sindicador a la fuerza, como tantos que en el mundo han sido, sabría ser llamado por un web server, o llamar a mail(1).


El tono levemente obsceno no es casual; los diarios impresos me recuerdan, aparte de tachos de basura, camas de prostíbulos de villa.

(*) No, en este weblog no decimos paja cuando queremos significar pereza.

2006-05-16

Sobre lo descartable

Si lo que estoy haciendo me alimentara, si no me dejara ver más allá de la miseria de su construcción, si me planteara problemas, probablemente me haría postear. Así las cosas, en cambio...

2006-05-04

Seguro, claro que es humana

... una internación de 40 días, más varias más cortas, variables entre una y dos semanas, diálisis, 5 cirugías de cateterismo, un lavaje de vejiga, una biopsia con sangrado masivo, reacciones alérgicas que provocaron eritemas y ulceraciones, (...)

... un control estricto de los líquidos ingeridos y salidos, el suministro de medicamentos, la preparación de los alimentos, el control de la presión arterial al menos cuatro veces al día y una higiene exhaustiva de piel, dientes y uñas; la preparación de los diversos análisis, [la] prevención de infecciones, nebulizaciones, uso de crema con vitamina E en todo el cuerpo luego del baño diario (...)

... estado de deficiencia inmunológica (...)

Si la madre (separada, ya lo creo) o yo pasáramos por todo esto*, mutaríamos hasta volvernos irreconocibles, locos, o muertos. Pero ella es reconociblemente la misma, y sigue ojeando a quien se atreva a molestarla.

¿Yo? Bien, gracias. Por lo menos, creo que el último ataque de mal de ojo** ya se me fue. Ahora tengo un vulgar resfrío, y furia. (No es como si esperara tener algo más, o me hubiera acostumbrado a necesitarlo).


(*) Es cierto, la madre pasó, y pasa, por todo esto; pero está del lado activo, no del pasivo. Para ella es una trenza de miedo, trabajo y cansancio crónico; una especie de Vía crucis, si se quiere, pero no una lucha contra un cuerpo súbitamente hostil y territorio perdido al gremio médico. Y pensándolo, si me tocara a mí, y me pudiera sacar de encima a todos los moscardones, las exigencias diarias ordenadas a conservar la vida me reformarían.

(**) De tal palo, tal astilla; la historia se repite, lo mío parecerá un suicidio.