2006-04-22

Una larga despedida (XXXVI): Biblioteca heterocigótica

En concreto, el libro es una excelente lectura de veraneo. Lástima que algunos lectores no veraneemos.

(Mundo del Cinismo: Una biografía de Fabián Polosecki)

Desprendiéndome de la mayor parte de la biblioteca que compartía con mi mujer --quien ha recibido el legado con expresión orientalmente inescrutable--, comprobé cuántos de los libros que contenía no sólo ya no me alimentaban, sino que nunca lo habían hecho. ¡Cuántas porquerías uno llega a guardar por el valor que puedan tener para otros!

Bueno, se acabó lo que se daba. Basta de ser el bibliotecario de todos los que no tienen criterio para acudir a uno profesional y apropiadamente respaldado. Basta de coleccionar malas traducciones porque es necesario prestar o citar.

(Pero no dejaremos de alimentar un museo privado de especímenes patológicos, no, no dejaremos.)

Labels:

0 Comments:

Post a Comment

<< Home