2006-03-29

¿Qué tenés en la cintura?

No voy a la Facultad de Derecho, Lola, pero sí me ato pullovers y buzos a la cintura, de modo que me hago cargo y replico:

Hay gente que no va a c*ger nunca
Respuesta 1: Hay que tener ganas de acostarse con alguien que se fija en esas cosas, ¿eh, m'hija?
Respuesta 2: A esta altura de mi vida, cualquier cosa que haga descender --de 0,01% a cero-- toda chance de terminar en la cama con alguien, es bienvenida. Las razones son muchas, suficientes, y ninguna es original.
Respuesta 3: Evitar no sólo la elegancia sino la coordinacion más elemental, e incluso optar por las prendas sembradas de agujeros, protegió muchas veces mi billetera, en los años en que parte de mi trabajo consistía en comprar hardware y viajar decenas de kilómetros con él. Nadie imagina que ese rotoso mal vestido pueda tener semejante cantidad de verdes en el fondo del bolso roñoso que le cuelga de una correa que por milagro no se desprendió ya.
A las cosas referidas en estas últimas respuestas las llaman supervivencia.
Por qué te atás, etc.
No sé la motivación de tu estudiante, pero te indico que, independientemente de lo feo o grasa que se vea, si tenés calor, ¿dónde demonios vas a meter el abrigo que te puede salvar la vida cuando refresque? ¿Llevarlo en el brazo? No seas ridícula: los brazos no estan hechos para llevar cargas. Una pista: de fábrica vienen con manos en los extremos, y no con ganchos. (Si vos pediste la opción, allá vos; y ahora entiendo por qué tanta devoción por la HMW). ¿El bolso? Aún cuando su volumen sea suficiente, j*de, tanto a la carga como al que intenta accederla; y por cierto que los que tenemos la espalda a la miseria evitamos excedernos de una pequeña cartera tejida, suficiente para guita, documentos, llaves, botella de agua de 750 ml. y un par de libros.

A veces me irritás, ¿sabés? Pero nunca pasa de algo que se pueda resolver de esta manera. Con tu permiso, te voy a dejar en mi blogroll, en la sección de prejuicios.

Labels:

El P*st* es mi pastor

Cuando lo ves al chabón ahogándose, pidiendo a gritos que lo saquen, y no bien empezás a aligerarte de ropas para tirarte, viene un grupo, y uno de ellos te dice:

--Jefe, no se gaste, mire que siempre lo hace.

Y les decís:

--Pero miren que se ahoga en serio.

--Sí, pero nos tiene podridos. Déjelo.

Y no les pasás bola, y se van, y vos te tirás igual, y lo salvás; y él, de rodillas:

--Sos mi Dios, te debo la vida, ¿cómo te pagaré?

--Levantate, ¡payaso!

Y lo tomás de los hombros, y tenés que alzarlo, y antes de eso, cachetearlo para que entienda que más le vale dejar en paz el cierre de tu bragueta;

Cuando conseguís que se suba a tu coche, y lo dejás en el centro, vestido con lo que pudiste dejarle, y con unos mangos para que coma y vuelva a su casa;

Cuando te quedás solo, ¿cómo volvés a dormir? En la cabeza te sigue dando vueltas la loca idea de que tiene que haber una solución, que el pobre pibe tiene que encontrarle la vuelta a su vida, que vamos, que no puede ser tan difícil.

Y aparte, allá lejos, como algo medio olvidado: que los que ya no nos c*gamos encima también tenemos derecho a nuestras vidas.


No, no estoy velando a nadie... todavía. Gracias por preguntar.

Labels:

Escuchado por ahi (XXXIX): Profundidad de recursión

--Teníamos una antología de Almafuerte. Yo estaba rompiéndome los cuernos con un programa que no quería andar, y ella me traía café, y me comentaba un epíteto, o me citaba dos versos, como dicen que hacía Borges. Según yo iba perdiendo la concentración, me fue desquiciando gentilmente con los Siete Sonetos Medicinales; al llegar al cuarto, nos alternábamos. Los vecinos se preguntarían si nos habíamos emborrachado. No sé quien leyo el último. Asi sé que estuve durmiento seis horas, y no una.

--El sueño es breve.

--Me es imposible alcanzar esa complejidad en las primeras fases REM. Sólo intoxicado, y no con un depresor ni con cafeína. De hecho, me da miedo pensar con qué.

--Es simple, también.

--Tiene un orden excesivo para mi incoherencia habitual. Creeme. Sé con qué bueyes aro. No sólo Roma no se levantó en un día; en esta azotea, tenés suerte si lográs hacer una hilada de ladrillos pareja antes de que fragüe toda la mezcla.

Labels:

Snuffing out the Sun

Quien sienta una frustración y una tristeza inexpresables de no poder estar mañana a las 12:56 hora local (o un rato antes) en la ciudad turca de Antalia (o, más temprano, en algún lugar del norte de África, digamos en el desierto libio; yo prefiero Europa), sepa que lo acompaño en el sentimiento.

2006-03-22

Algún día todo esto será tuyo (III): Jiméil

Si el caño le anda muy pero muy mal, desactive la carga de imágenes, anule Javascript, y entre por acá. No, no me debe nada. Que los dioses le sonrían.

Labels:

Un color sucio

El cineasta de pacotilla vuelve a las andadas. Es el mismo que, si tengo una noche de sabado porteña, me ahoga en una marea de cerveza (no, no creo que sea una imagen telepática); el mismo que reflota o inventa episodios vergonzantes, sumergiendome así en profundidades de las que salgo con un severo caso de desmembramiento espiritual por descompresión explosiva; el mismo que, hoy, me retrotrae mas de diez años, al polvo (silíceo, abrasivo) en suspensión, a toda la desagradable gama de los amarillos, ocres y naranjas, y a un fragmento argumental, seguramente mal recordado, para un cuento escrito a pedido, en el que artefactos semejantes a Árboles de la Tierra Negra bajaban a nuestro pago y nuestra época a implementar medidas de oscurecimiento psíquico contra raids aeroespaciales*.

Y no es que su vulgaridad estética se extienda hasta lo técnico. Cita y parafrasea, en los cinco sentidos y en neuromodulación, con la soltura y precisión con la que Kubrick filmaba. En particular, ahora me está paseando por una cantera, pero una cantera infestada de paños sembrados de mercaderias dudosas y de parrillas y fogones. El olor a guiso de sobras (¡calentita la lata, un cobre, calentita!) me asfixia. Y todas las caras que veo se parecen a un pariente de alguien que conozco. Y la luz que no es de leña es de querosén y camisas bañadas en torio.

¿No podés dejarme en paz, hijo de p*ta? Me tomó hasta 1997 y Dune reconciliarme con la arena. Y no es como si tuviera tanto tiempo para otra cura, a esta altura de la vida.


(*) No puede ser que la única reliquia autónoma de la Gran Guerra Interestelar sean los berserkers de Saberhagen.

Esto aparte, debiera sugerirle a un vecino imprimir tablas de conversión de tiempo de cocción versus altura bonitamente presentadas, para ciertos mercados turísticos.

2006-03-20

El año empieza aquí

Ah, olvidaba mencionar que, habiendo cruzado el Ecuador el punto donde el Sol visita el cenit, estamos oficialmente en la mitad fría y oscura del año. Llaman los sabios a este día equinoccio otoñal, y resulta, para tipos como yo, de mejores auspicios que el opuesto.

No sé ustedes, pero para mí la cosecha le gana sin discusión a las alergias por polen.

Escuchado por ahi (XXXVIII): Me c... en tus muertos

--¿Che, cuanto hace que tenés esa cucaracha ahí, junto al tacho de basura?

--Ex-cucaracha. No sé, dos semanas. Y no vino nadie a comer de ella, cosa rara.

--¿No te da cosa?

--Es un cadáver. Exactamente como vos y yo vamos a serlo.

--¿Ni un poco de respeto por la finada?

--Vino a joder, la liquidé, a otra cosa.

--Pero era un ser vivo, después de todo.

--Sí, una máquina muy complicada e interesante, para cuyo estudio no tengo instrumentos, por eso soy programador y no entomólogo. Y de todos modos, es de producción masiva y completamente automatizada. Como los humanos, mirá vos.

--Vos no querés a nadie.

--Para que te voy a mentir. Querer, así como para pasar el rato, seguro. Pero querer, digamos, amar, con reverencia religiosa, mucho me temo que esa falopa ya la ciclé de mi sistema.

--Me parece que te estás reservando.

--¿Para objetos de amor más merecedores, querés decir?

--Claro. Se ve que has tenido una desilusión fiera.

--Nah. Sólo que es evidente que mi modelo psicológico standard del mono sin pelo tiene mucho lugar para mejoras. Fijate la madre de mis hijos. Se c*gó en las patas, se rajó con la vieja, y ahora tiene ocho años acumulados de unas cuantas cosas que, en ese momento, la hubieran hecho rajar no en tren, sino en el Concorde. Pero, si le hubieran dicho que tenía, ponele, diez años para poder armarse y cortarse sola, hubiera mandado a tan funesto oráculo a la quinta del ñato por insolente, con ella y con los suyos.

--No entiendo.

--Que ése es el tipo de cosas que un modelo te tiene que ayudar a predecir. Caracterizar a mi suegra, o a ambos suegros, como un pozo de potencial tremendamente bajo, y que por tanto necesita ser evitado a cualquier costo.

--¿Podías pagar cualquier costo?

--No. No sabía ni lo que era la plata. Y aprenderlo como autodidacta significa pasar, entre otros lugares, por el mercado de esclavos. Y cuando me tocó, mis dientes... ah, mis dientes...

--¿Qué con tus dientes?

--Nada, bah, algunos dijeron que me los pintaba, los más generosos que usaba prótesis. Bue. J*derse. Ahora sí, la cuento para adelante y para atrás. Y tengo laburo, y casita, y nadie que se me venga a meter.

Y mil años, y muy poco que hacer.


Inspirado por las cucarachas operadas del cerebro. La Naturaleza es sabia, ¿eh?

Labels: ,

Escuchado por ahi (XXXVII): Costumbres más torpes se han visto

--Como que te levanta, ¿no?

--El café tiene esa costumbre.

--No el café. El castañazo.

--No si recibís uno todos los días.

--Yo no soy esclavo. No me achico.

--No, peor: te achicás cuando te tratan bien. Cuando te llevan a dar una vuelta. Perro.

--¿Qué querés, que me exprese?

--Que seas alguien, no una cosa. Aburre llevarte de la nariz.

--No puedo estar todo el tiempo en maestrito de escuela, o en dominante, o en... dejá.

--Decí.

--Hijo de p*ta.

--Vos no tenés ese estado.

--No lo saco a relucir, eso es todo. Me muerdo, me aguanto.

--Qué, ¿le tenés miedo?

--Sí. A las consecuencias. Emoción violenta y todo eso.

--Eso se aguanta. Por lo menos los que te quieren te lo pueden aguantar.

--No me hago entender. Los efectos pueden ser, digamos, como ataques, y pueden serlo hasta en su duración, pero la fuente está mucho más podrida que todo eso. Tengo necesidad de hacer daño; resentimiento acumulado.

--Vos no sos así.

--El único que me conoce j*dido soy yo. Es que soy un cobarde. Si no lo fuera, los que tendrían la voluntad quebrada por mi ira estarían alrededor, o lejos, y no adentro.

--Estás muy equivocado.

--A lo mejor en una cosa. En que tendría que haberle encargado la devastación de mi alma a un profesional.

--¿Para?

--Quién te dice, me hubiera sacado algún progreso, me hubiera llevado a ser distinta o mejor cosa que esto. Pero es un experimento que no se ha hecho.


El link a la entrevista a Milstein puede ser gratuito, pero prefiero pensar que no.

Labels: ,

2006-03-19

Como quien dice un relámpago, ¿vio?

(Post de naturaleza didáctica, auxiliar a una futura serie, que quizá se titule Arruine su vida por treinta guitas)

No seré yo quien diga que el ciclo de vida normal de ningún objeto tecnológico tiende a ser largo, pero creedme que para los que lo ven desde corta distancia (¿desde adentro?) puede eternizarse. Quizá ahí radica la necesidad psicológica de dividirlo en etapas, y la popularidad de conceptos como definitivo o final y beta.

Dice el folklore que, aparte de la versión 1.0 comercial --habitual caja de sorpresas---, se pueden distinguir dos clases de versiones previas a la considerada vendible: la alfa (y sus hermanas menos desarrolladas, las pre-alfas), aptas solamente para quienes tienen el teléfono de los programadores a cargo (y lo discan a través de una centralita), y la beta, que ocasionalmente llega al público general, pero nunca separada de una abarcativa renuncia de responsabilidades.

Esa, al menos, es la práctica de las grandes empresas. Los amateurs tienen una diferencia visible respecto de éstas: cuando se atreven a pasar de 0.9 y pico a 1.0 honestamente ya no saben qué más hacer, salvo dejar que el proyecto caiga suavemente como una línea más en el correspondiente curriculum vitae.

De acuerdo a la mayor flexibilidad de los muchachos, reconoce Sourceforge seis estadios:

  1. En planificación
  2. Pre-alfa
  3. Alfa
  4. Beta
  5. Estable / apto para producción
  6. Maduro

Omitiendo comentarios sobre la real significación del último estadio, sólo me queda agregar que nosotros, los inseguros, nos movemos perpetuamente en las neblinas de la fase alfa, y alguna vez llegamos a llamar a alguno de nuestros esfuerzos una beta. El éxito, que es una cualidad de los otros, está en no tener que pedir disculpas por ser tan desprolijos. Ars longa, vita brevis: doblemente cierto cuando uno la acorta artificialmente no dándose el tiempo que las cosas toman en la vida real, de la que los de afuera son proverbialmente inocentes.


No debiera mezclar el Werther con Greg Egan y con ese guiso reemplazar las comidas que me salteo. Bah, el daño está hecho.

Labels:

2006-03-14

Al frío y al desierto

(Dedicado a los desalmados que me llenaron la cabeza con los relatos de sus escapadas; y preparándome para observar, con atención e íntimo regocijo, qué es lo que van a disfrutar entre estos equinoccios.)

Cruceros antárticos durante el máximo solar. O, aunque sea, noches fueguinas*, que se extienden por sólo 90 grados de longitud en el solsticio de verano. O una triste expedición al desierto de Atacama, o incluso a Cerro Tololo, y acampar en medio de la nada con un telescopio y una cámara de entre los más pobres de los que tiene este hombre en su aguantadero de fin de semana.

Ah, qué feliz y loca ave migratoria que haría de mí disponer --digamos-- de US$16 000 para las vacaciones, en lugar de US$1 600 para todo el año. Con un orden de magnitud y medio estoy hecho.


(*) Hubiera linkeado al resultado para Ushuaia de este formulario en el Departamento de Aplicaciones Astronómicas del Observatorio Naval yanqui, pero la macanudez de estos chicos llega hasta escribir buen código y dejárnoslo usar via HTTP POST; o sea, para los analfabetos informáticos: para ser linkeable debiera accederse por GET, y hacerle crear a tu navegador una linda URL llena de variables=valores y &'s separándolos, como ésta (cortada para que no me descajete el formateo)

http://aa.usno.navy.mil/cgi-bin/aa_mrst.pl?FFX=2
&ID=AA&year=2006&month=12&day=21&rep=1&obj=10
&xxplace=Ushuaia&xx0=-1&xx1=54&xx2=48&xx3=0
&yy0=-1&yy1=68&yy2=20&yy3=0&zz1=0&ww1=3&ww0=-1&ZZZ=END

que, por supuesto, no anda.

Labels:

2006-03-13

Umbilicoscopía: Postromántico, o dantesco

Si todo va bien, es probable que cuelgue estas ilustraciones (cuyos títulos son hijos del pragmatismo y del capricho) de Gustav Doré en mi nueva cueva. (Cortesía del Proyecto Gutenberg).


¿Por qué no Hajime Sorayama? ¿Aparte de porque me gusta Doré, y no como mera alternativa? Porque para hacerle justicia a la parte de su obra que me atrae (sus ginoides metálicas), hay que ponerse para impresiones color.

Escuchado por ahi (XXXVI): No es vida, en el agua

Me fue acompañando hasta el otro lado del barco, llámese como se llame, hasta que vimos las cañas. Había dejado un intervalo cómodo para que dos se asomaran por la borda. Alumbró con un buscahuellas y señaló vagamente con una mano semiabierta, un gesto retórico.

--Ya no nadan, vea. Se quedan enganchaditos, algunos hasta mordisqueando las líneas, los que no agarraron cebo.

Eso es lo que veía el, claro. Yo imaginaba los fragmentos de pensamientos fluyendo por los nervios, y me daba cagadera: la recompensa universal del turismo de avería.

No, yo ya no engañaba a nadie con el "Viajé a ver...". El viajero tiene, a lo sumo, mapas y algun rumor que va a confirmar; yo tenia planes, contactos, guías, y un hotel administrado por europeos donde descansar. Y más planes dentro de planes, que a veces hasta daban fruto. Pero no aquí.

--Jefe, mire, lo mejor que puede hacer, si no los quiere matar, es... irse y volver lo menos posible --¿Cómo? La tierra firme, o el sur extremo, o vender el barco, o dejarlo con un sereno alcohólico... cada posibilidad le va a resultar una tortura a su edad. Pero me toca buscar la oportunidad, por improbable que resulte. --Estos bichos se han envenenado con algo j*dido, y no es sano quedárseles cerca mucho tiempo.

--Eso ya lo sé. Por eso me he hecho preparar la comida ésta --y señaló de nuevo los tambores.

Bueno, nada, por lo menos la encargó a un tipo que me inspira confianza; no me va a hacer gastar saliva en balde.

--No le puedo decir que no sea lo más generoso con los pobres bichos. Déle, no más. En algun lugar han de haberlos sanos todavía.

Nos despedimos hasta algun día del futuro proximo; le prometí volver para probar el producto de sus destilaciones. Los aromas me decían que el viejo tenia mano para las combinaciones sutiles, y conocía sus alambiques como otros conocen sus tripas.

Labels: ,

2006-03-12

Escuchado por ahi (XXXV): El pan de la vida

--No entiendo como podés comer eso.

--Tengo que comer, ¿no?

--Podrías esforzarte por conseguir algo mejor.

--Es óptimo, ya que me alimenta.

--No te hacía tan... optimista.

--No lo soy. ¿No me ves la sonrisa forzada?

--¿Y de donde sacás las fuerzas para forzarte a sonreír mientras masticás esa bazofia, si se puede saber?

--De que morfar, cuando tomo consciencia aguda de que lo estoy haciendo, me alivia tremendamente.

--Comer alivia el hambre, por cierto.

--No el hambre. El miedo.

--¿Miedo?

--Miedo a causarme la muerte.

--Dejar de comer no es el metodo mas fácil.

--Causarse una desnutrición crónica... vos nunca me miraste, ¿no?

--OK, concedido el punto. Pero vos tenés los valores dados vuelta. Es el placer, o de última la belleza, lo que te tiene que hacer olvidar de la muerte.

--No, de la muerte yo no me olvido nunca. Un buen suicida es como un buen alcohólico; aunque no pruebe mas, nunca deja de desear.

--Una tentación que puede ser resistida...

--Cuando me muera, veremos quién tenía razón.

Labels:

Asquito del día

Desde el día primero de este año, mi ultima y, hoy en día, única cuenta de email empezo a recibir spam. Ignoraba la fuente de la indiscreción primera, pero hoy di con un sospechoso de primer orden: Blogger. Sabían, queridos amigos, que esta gente, tras tres años bajo la férula de Google (donde, ostensiblemente, esto se sabe), no usa el Robot Exclusion Standard para las páginas de perfiles de usuarios?

Bueno, yo tampoco lo sabía. Hasta hoy.

Ah, ¿qué tiene que ver? Mucho. Un bot cosechador de direcciones de email, si ve que una página que quiere bajar esta excluída, suele huír por su vida por temor a que sea generada por Wpoison, que protege así a los robots legítimos. Por lo tanto, a las páginas marcadas tienden a saltearselas, supersticiosamente: protección anti-spammers a muy bajo costo.

Qué ratas. Los usuarios de Blogger, se ve, no valemos los cinco dólares de tiempo de programador, qué digo, de data entry, que les insumiría hacer un cambio trivial.

Labels:

Una de sonados

Venía pensando, durante varios días, en Brian Josephson, y justo hoy John Walker me recuerda del quilombo que le hicieron para publicar en arXiv. Como para no creer en las coincidencias, ¿no?

Josephson es el que en 1962 predijo el efecto que lleva su nombre, por el que funcionan las uniones que también llevan su nombre, a base de las que se arman los dispositivos de interferencia cuántica a superconducción, que vienen a ser magnetómetros hipersensibles y con los que, por ejemplo, se puede "ver" el cerebro o el corazón sin electrodos (también se miden otras cosas, pero la aplicación más clásica y típicamente impresionante es la biomédica).

Está bien que, desde entonces, se metió a teorizar sobre ESP, y a ayudar a tipos que hablan de fusión fría sin burla, pero como le dicen los de la secta, siempre alegra saber cuando la gente encuentra una ocupación que los saca de la calle y les evita meterse en problemas.

A mí no me miren, yo tengo las ventanas cubiertas de papel de aluminio.

Labels:

Escuchado por ahi (XXXIV): I'd spin like a ballet dancer

Mamá me dijo que no me acostara con psicópatas, pero no le hice caso:

Wish it were the spring equinox. I feel so happy, I'd kill. I'd go to your flipping Children's Republic, find a nice spot right in the middle of buildings and water and shit, I'd bring out a machine gun, and I'd shoot everyone in sight, drunk or not, pretty or not, all ages, doing good without looking to whom.

I'd spin like a ballet dancer, and I'd shoot, rat-tat-tat, 'till I felt dizzy, or I ran out of ammo, or a police sharpshooter got me. If I could mow down everyone in sight, I'd make a last backup, put the muzzle in my mouth, and I'd blow my brains to hell. 'Course. Why not? What else? Let them catch me alive? What crazy ideas you get, darling.

El otro día encontré la noticia. Murió en la cárcel. Por lo que se entrelee, lo mataron. Es una pena que sólo se haya podido llevar a unos pocos, él, que siempre pensaba en grande.

Nota mental: mantenerse vivo para seguir peleando la Buena Batalla. Indefinidamente. No hay backups aquí y ahora, ni el freezer es cosa segura.

Labels: ,

2006-03-10

Cuándo no

Con motivo del cumpleaños de P. Z. Myers, quien es leído asiduamente por aquí --tanto por su sólida cultura como por sus opiniones--, diversos otros webloggers escribieron posts homenajeándolo. Entre ellos, Chris Clarke se llevó la palma, con un cuento* en el que narra un futuro aniversario de nuestro hombre. Muy futuro. Tanto, que hay una escena de vivisección... Pero me estoy adelantando.

Reacción refleja de comentarista
¡Viviseccionando un Golden Retriever**! ¡Hijo de p*ta!
Contexto ficcional
Un Golden Retriever que habla, y no solo no objeta el tratamiento, sino que colabora activamente; un animal que no siente dolor, y que hace uso de un robot cirujano para que le haga las necesarias reparaciones despues de cada clase.

Dadas esas condiciones, cuernos, yo me ofrecería para vivisecciones. No es ni siquiera gracioso manifestar oposición. Digo, ¿sabrá leer? ¿Le importará? ¿Qué es, un tabú religioso?

Si el problema es la religión, yo prefiero las que funcionan.


(*) El estilo, por cierto, es parodiado de lo peorcito de la era pulp. Adhiero al que comenta que contiene el Como sabrás, Bob... más largo que he leído jamas.

(**) Una raza de perros particularmente bien llevados y populares con los niños, para los que no están en eso. Si le han dado un nombre castellano, no lo hallo.

Al maestro con cariño

se parecía a mí, salvo por las canas
I
No caería, si la posibilidad fuera actual, en el error de la protagonista de Ciudad Permutación: a quien se quiere ir, hay que dejarlo. Observen lo que estoy haciendo con mi mujer, si no.
II
You hear the silent voices
You cannot hide
The Gods leave no choices
So we all must die
Oh, Leonardo, let your mem'ries fly
Into the winds, where sparrows cross the sky
Today your mortal flesh will feed the bugs
It was foretold
You have died by your hand
Into the void your mind dissolves.


(parodia de una conocida letra de Manowar)
III
Los antiguos, que deseaban demostrar la ilustre virtud en todo el Reino, comenzaron por ordenar sus propiedades. Como deseaban ordenar sus propiedades, primero arreglaron sus familias. Como deseaban arreglar sus familias, primero procuraron cultivarse ellos. Como deseaban cultivarse, primero eligieron un camino con corazón. Para elegir un camino con corazón, buscaron pensar con sinceridad. Como deseaban pensar con sinceridad, partieron por ampliar todo lo posible su conocimiento. Dicha ampliacion del conocimiento reside en la investigación de las cosas.

(versión libre, influenciada por cierto chanta, de un pensamiento de Confucio que solía citar Sagan; pasado por un lenguaje más antes del castellano.)

Por cierto, hubiera sido incorrectísimo titular A las 15:15, el señor entró en la inmortalidad (y por eso no me puedo resistir).

Labels:

2006-03-09

¿Che, dónde tiro la...?

El cenicero*, después de un mes y medio de impecable comportamiento, cedió a su íntima naturaleza perversa, y se dio vuelta sobre los objetos a los que más podia dañar su contenido, o por lo menos sobre objetos que están entre los diez mas alérgicos a la ceniza en toda la casa.

Me quedan, entonces, dos tareas ingratas: la primera no es posteable --por lo menos no según las reglas no escritas de este weblog. La segunda es la de estimar, a ojo de buen cubero, si a este ritmo las cenizas de mi pipa hubieran llenado o no una latita de paté hacia fin de año.

Entretanto, me pregunto como se considerará médicamente una fumata anual de 150 g. de tabaco, por plazos de 30 o 50 años. Difícil hallar esa información en un mundo infestado de fumadores de cigarrillos industriales.


(*) ... a drinking goblet arrived (...) which proved to be of steel engraved with the terrible words seen on the Ring. I of course have never drunk from it, but use it for tobacco ash. (in The Letters of J.R.R. Tolkien; quoted in this discusion of Orkish and the Black Speech, at the Ardalambion)

Una larga despedida (XXXV): De géneros y fluídos (borrachín inmundo)

¿Los treinta y tres pesos mejor invertidos de los últimos diez años? Dudoso. Salvo por valerme una comprobación que merece constar en los apuntes de la cátedra de psicología de salón del Fogón.

Vos relajaste tu incesante vigilancia, y lloraste y reíste (como un correcto caballero no debiera hacerlo). Yo, ya en la estación, me distraje durante las clásicas maniobras obscenas frente a una pared y terminé meándome en los pantalones*, hazaña inédita para mí, y tradicionalmente** femenina.

Todo esto, a gruesa equivalencia de alcohol por masa corporal. Saquen sus ruines conclusiones.


(*) Una cantidad discretísima, pero mi humillación no es sensible a lo cuantitativo.

(**) ¿O más bien íntimamente?

Por cierto, este post y el referido al Día de la Mujer destilan un machismo muy estrecho y dirigido: desprecio o aborrezco sólo ciertas formas o imágenes de lo femenino; las mismas que harían de mi vida un infierno, estimo, si hubiera nacido hembra.

Labels:

Jugando a la familia (XXX y dos picos): Padre, hay los que hagan falta, pero ¿para qué sirven?

¿Viene de Google? Es de lo más probable que le convenga irse.

--Mujer.

--¿Sí?

--Feliz Día del Padre.

Contestó algo irreproducible o irrelevante.

--Ah, bueno, pasame para que la salude a tu vieja.


Posteado ahora porque en junio no voy a tener tiempo; no sé si voy a estar rindiendo o rendido (en el último caso, no por los exámenes, sino por el alcohol de lavarme la roña didáctica).

Labels:

Jugando a la familia (XXX y pico): Salir a asustar

¿Viene de Google? Es de lo más probable que le convenga irse.

--Feliz día de la mascota.

--...

--Y sí, si andan todas con su florcita. No es el día en que la raza inferior, alias la Ayuda Idónea, conmemora la alianza con la raza de los héroes?

--¿Querés que vaya a buscar la correa, para que vayamos a desfilar?

--No sé para que me gasto, si igual vos sos machista.

--Ahá. ¿Viste algo más que flores?

--Voluptuosas flores andantes. Nadantes. Volantes.

--Si no tuvieras el piropo prohibido, acá, eso no más te hubiera ganado la mordaza. Kitsch con pepa.

--Bah. Bien sabés que la fabrico yo.

--Vas a ir en cana.

--Si no por lo anterior, por lo que empezaba a decir. Las p*ndejas. Bah, p*ndejas, me entendés, con hijos y todo, pero ninguna tiene ni ochenta de caderas, a todas las tuvieron que abrir. Cuerpos de nenas. Te decía, están deliciosas.

--Ya. A vos el más raquítico te resultaría.

--Me resultaría la perdición. Nada me frenaría de hacer la gran Emma Zunz día por medio. Mirá, si te cuento la de hoy te caés de c*lo de la risa.

--Me siento.

--Supermercado. Me perdí buscando dos cosas que debieran haber estado juntas y no hallaron lugar en el local para separarlas más.

--Ajá --sonrió. Le gusta cuando empiezo así.

--Gesto del milico. Voy. "Muéstreme que lleva ahí abajo". Levanto la remera: el móvil, que es un ladrillo. "Vaya, disculpe". En la cola de caja, me colgué fantaseando la escena, pero con t*tas.

--Sin corpiño.

--¡Claro! Pez*nes marcaditos...

--Dale que te mojás.

--Total, que se ve que me estremecí, porque se vino cerca a ver si me había pegado un jabonazo porque al fin me estaba llevando algo y tenía cola de paja.

--No es lo mismo cola de paja...

--¡Cerda!

Se me perdió la mirada, otra vez.

--Tenemos que salir, a un baile, a comernos sendas p*ndejitas. Están hermosas, las descerebradas...


El Fogón no auspicia la paidofilia. Edad de consentimiento y todo eso. Recordad que la p*ndejez puede durar hasta entrados los treinta, si no hay incentivos externos para madurar (y convengamos en que escasean bastante; hoy es producto non gratus).

Si, flipflopeo dentro de la misma conversación. Kinsey 2, y bien móvil. Me compadezco de los nativos de Gethen, que tenían que esperar por lo menos a la siguiente luna... bah, a los brutos ni les importaba. Nunca tuvieron un Dorian Gray que les enseñara elegantes y complicados excesos.

Labels: ,

¿Cayó?

No. Lo voltearon. No importa cuantos lavados y enjuagues les hagan, las organizaciones "populares", una vez aparateadas, no se convierten en leyes naturales, ni siquiera en impersonales condiciones locales --más bien, todo lo contrario-- aunque puedan, eso sí, cumplir como excelentes martillos.

Labels:

Nueva excusa standard (mejor que el disulfiram y la policía)

Me distrajo de lo que pensaba / imaginaba / recordaba. Vade retro. La vida es demasiado corta para eso.

El diálogo interno sera un obstáculo para los brujos novicios --al menos en ciertas tradiciones--, pero los demás tenemos que mantenerlo. Como sucede con cualquier otra pieza de software. Mirad, si no, lo que le pasa a mi mujer. No, mejor no miréis.

El ciclo del psicobolche (abreviado)

En lo mas frío del verano, suena una voz que desconozco, pero es mía por derecho. La seduzco, le discuto, la reclamo, y la gano para que diga, recite, explique mis verdades.

Y termina hablando b*ludeces, como en todos los ciclos anteriores.

From the starlit sky, on a silver sea
A lonely silver surfer
Comes to push the wheel for me
(Bruce Dickinson, Darkside of Aquarius)

¿Será claro, no, que el psicobolche de referencia es este psicobolche? Ah. En fin.

2006-03-01

Una larga despedida (XXXII): ¿Qué hay en un nombre?

Mi mujer y yo tenemos, en virtud de nuestros prolongados experimentos de comunicación con inteligencias subhumanas, gran experiencia en una especialidad particularmente desagradable: las peleas sin sentido, o sea, las que surgen, y se mantienen hasta alcanzar fuerza destructiva, por error, y preferentemente por errores estúpidos.

Por fortuna, o por instinto, nunca llegamos a aprender a desactivarlas; por tanto, no nos correspondía ser desafiados, anoche, con un escéptico ¡médicos! ¡curaos a vosotros mismos!. Agarrarse por no escuchar unas mayúsculas fue, de todos modos, la clase de evento que unos registran en una antología de casos clínicos y otros, con semejante fervor, intentan expurgar de toda memoria viviente o mecánica.

En cualquier caso, este post no tratará de eso, sino que será una breve y horriblemente pedante discusión sobre el verdadero nombre, y las legítimas formas de abreviatura, del centro médico que quién sabe si esté, en estos días, recibiendo a mi hija para enderezar el diagnóstico y continuar tratamientos.

  1. Hospital de Niños de La Plata no es particularmente ambiguo, no para un nativo al menos, pero que resuelva de modo confiable no indica que sea su nombre verdadero. Y el día que deje de ser el único, tampoco tendrá ese dudoso beneficio de los nombres locales. Aparte, es frágil; el nativo omite de La Plata y el nosocomio pasa a ser un anónimo Hospital de Niños (o "del Niño", o "Infantil", o "Pediátrico") de algún lugar hispanoparlante del mundo.
  2. Hospital Interzonal de Agudos Especializado en Pediatría "Superiora Sor María Ludovica", puede tener el mérito de la exactitud, pero no el de la concisión.
  3. Hospital de Niños "Sor María Ludovica" es la clásica solución de los periodistas y otros plumíferos locales. Omite la peliaguda indicación geográfica, dejándola a discreción de los usuarios, y evita el lenguaje especializado. Pero sigue siendo largo, incómodo, e impreciso.
  4. HIAEP Ludovica puede ser apropiado para quienes decodifican siglas como ésa, o como HIGA, sin pestañear, pero la impronunciabilidad y el omitir el título de la bienamada religiosa lo hacen doblemente impopular.
  5. Por supuesto, siempre habrá quienes, confiando en el folklore local, omitan toda referencia a lo secular y digan, con devoción e incoordinación, el Sor María Ludovica. A buen entendedor, invitarlo a la quema de herejes.

Por cierto, si decimos, para los de Avellaneda, Fiorito y Finocchietto*, ¿por qué no? ¿Porque la monja en cuestión no tenía títulos académicos o habilitantes?

Pues bien, me digo, hora de ir pensando qué nombre le impondremos cuando hagamos la revolución, para adular a alguna facción anticlericalista que no sepa mirar más allá de su nariz.

Por ahora, entre amigos será el Ludovica; siempre puedo adornarlo si quedo en presencia de algún católico recalcitrante, que quedará encantado de ver como me concentro en lo esencial.


(*) Discreto rasgo de gorilismo onomástico.

Labels: