2006-02-21

El trago La parodia del verano

Para festejar el alta de internación de Nahír, le compre dos petacas de whisky a la madre. El día que fui a entregárselas se me hizo largo y estresante, así que hube de cobrarle la segunda, bajo promesa de devolvérsela*.

Sencilla tarea, me dije. Pero los índigos nos las arreglamos para complicar hasta el moño de los cordones, y la recarga resultó ser un querosén infumable.

Apelando a mis conocimientos de historia norteamericana, me dije ¡Ajá! ¡Cocktail!. Mi escasa historia argentina de la era menemista quiso interponerse, pero mi Google Toolbar me rescató, y me depositó suavemente en Webtender.com.

Cuál no sería mi zozobra al constatar que el único trago que se adecuaba a mis necesidades

The fruit will hide the taste of the whisky.
no lo hacía a mis medios
Mix fruit, cinnamon, and ice in a blender.

Tras discutir infructuosamente --por chat-- con diversos vendedores en MercadoLibre, decidí adaptar el drink a lo que me ofrecía mi cocina. Y ¿saben qué? ¡Funcionó!

Tomen nota:

  • Whisky berreta (esto no se negocia), una medida
  • Jugo reconstituido Baggio (recomiendo pomelo rosado o néctar de durazno), dos medidas
  • Canela, una pizca (no una cucharadita como le puse en el primer intento -- me duró para cinco, ¡ja!)
  • Hielo (la "nieve" de congelador es ideal), a gusto
  • Mezclar todo.

Bautizo a esta versión bastarda del Mosca de la fruta como P*ta barata, porque es tan efectivo que ya me estoy yendo a yirar.


No es con vos la joda, Toro, ¿eh? Tampoco con vos, Lola (auch, te estoy mencionando post por medio; eso no puede ser bueno).

Es obvio, pero lo remarco porque a veces tengo dudas respecto de mis lectores: no es la parodia del verano, sino la parodia que este verano hace el Fogón. Como en el subgénero me cansa tras un intento.

(*) Dios da, Dios quita. Dios es un falluto.

0 Comments:

Post a Comment

<< Home