2006-01-22

Para olerte mejor

No hubiera dicho que alguien pudiera fruncir tanto la nariz frente a un estímulo puramente visual y abstracto.

--¿Esto lo hiciste vos?

--Ajá.

--¿Qué... representa?

--Nada.

--¿Y tan fresco lo admitís?

--¿Y a santo de qué voy a embarrar la cancha?

--No sé... me cuesta creer que alguien se tome tanto trabajo --¡hipócrita! ¡se te lee en la cara que pensás que lo hice con la verga!-- para no decir... nada.

--"Nada" es una palabra muy fuerte. En realidad sí dice algo. Pero no es algo que se pueda poner en palabras.

--Si eso no es una contradicción...

--Otra mística del lenguaje. Me lo tendría que haber figurado. Qué m*erda.

--¿Mística?

--E incluso totalitarista. Las lenguas humanas son desesperadamente incompletas. Insuficientes para casi cualquier cosa seria. Por eso tenemos símbolos matemáticos, lenguajes de programación, notas musicales...

--No digas más burradas. Todos esos lenguajes se pueden reducir a palabras.

--Seguramente. De la misma manera que puedo subir un piano diez pisos por escalera, sin esforzarme. Partiéndolo en pedazos suficientemente pequeños. Y a lo largo de varios días.

--¿Querés expresar algo, o estás jugando?

--En cualquier caso, parece que te interesara.

--No me interesa ver volar la piedra si siempre vas a tener esa maldita costumbre de esconder la mano.

--No, ninguna necesidad de esconder nada. Digamos... que lo importante, en este caso, no es el contenido, sino la forma. La forma deriva de ciertas cosas que soy, y del estado en que estoy. Eso es lo que le da significado. Me identifica. Como la meada de un perro.

--¿Eso es todo?

--Más o menos. Bah, en mi gremio hay gente que se ha devanado los sesos para pergeñar métodos para generar números que no son ni más ni menos que marcas de identificación. Como ésto, pero más elegantes, e interpretables por programas.

--O sea que esto viene a ser lo mismo que una chapa patente.

--Ponele. Las diferencias son un tanto sutiles a este nivel.

--No me gusta.

--Es obvio. Y no te lo muestro para recibir elogios, o causarte placer.

--¿Y entonces? ¿Para qué?

--Para marcarte.

Labels:

0 Comments:

Post a Comment

<< Home