2006-01-24

Escuchado por ahi (XXVI): La suma de todos los miedos

Una cantidad de gente que conozco dice que soy un degenerado. Como a nadie le importa que lo sea o no, porque ya tengo la fama, sabé que tu presencia en esta casa me estorba fundamentalmente; en lo que a mí respecta, me vas a mandar a la cárcel, así yo no mueva un dedo para hacer lo que dicen que hago cada vez antes de acostarme. Pueda ya pesarte eso en la consciencia cada vez que nos cruzamos en un pasillo. Por cierto, en la cocina hay una cuchilla particularmente afilada: te recomiendo castrarme, para que puedas dormir tranquila. Vos sabés, todos los hombres somos violadores.

Paranoia afilada, brillante, desalmada. ¿Cómo negarse a su canto de sirena?

Labels:

3 Comments:

Blogger Jack Celliers said...

Pero escúcheme... no lo puedo dejar solo que ya anda posteando barbaridades... oiga ¡relájese!

Tómese un tinto, déle.

26/1/06 23:58  
Blogger Jack Celliers said...

Otra cosa... mi weblog le parece legible?? sabe quiénes me leen, Doctor?? Sabe quiénes??

Católicos!!! Lo puede creer?? Y hasta es interesante el debate...

(aunque a alguno ya lo he mandado a la reputísima madre que lo parió, que el ecumenismo tien un límite)

27/1/06 00:15  
Blogger Peste said...

Y de usted, que huele los posts enfermitos a 7000 km. de distancia, que podemos decir?

Recuerdo haber visto a algun militante de ese otro partido entreverado en alguna de sus discusiones; lo que no recuerdo es que decian de interesante, y eso para mi es un mal indice.

30/1/06 00:45  

Post a Comment

<< Home