2006-01-22

Escuchado por ahi (XXIV): Ruleta rusa

--¿Y quién te dijo que saliste con bien?

--¿Perdón?

--¿Que quién te dijo que frenaste a tiempo? Para mí, te estrellaste.

--Y si me estrellé, ahora ¿dónde estoy?

--Muerto. Deshecho. Ya no servís para nada. Bah, a lo mejor para repuestos.

--O sea, ¿esto fue debut y despedida?

--Algo así. Por mi parte, por lo menos, nunca mas te invitaré: me causa demasiados dolores de cabeza en los días que siguen.

--¿Y se puede saber cómo iba a evitarlo?

--Evitándolo. No sé. No estoy en tu cabeza. No sé, ¿como evitás cagarte encima? ¿Como evitás sacarte los mocos en publico?

--Tengo para mí que no es comparable. O no debiera.

--Debiera. Reglas de convivencia.

--Me embolan los otros que no pueden tolerar que uno tiene costumbres distintas. Nadie me garantiza que algun día los reclute un enfermo genocida...

--Exagerado. Paranoico. Defendés tu derecho a agredir a los demás...

--¡Yo no le dije que se convirtiera, m*erda!

--Lo implicaste.

--Implicar, las pelotas. Si yo soy de una manera, en el momento y en el lugar en que corresponde, lo digo.

--Donde corresponde. Sabias palabras. Haz lo que yo digo...

--El momento y el lugar dependen de lo que se habla, no de quiénes.

--Me encantaría oírte decir eso entre maestras de niños.

--¿Entre gente que no aspira a más que a mantener el status quo? ¿Que viven con miedo de sus propias sombras?

--Abandono. Vos querés romper por el solo placer de hacerlo.

--Romper, dañar, sabotear... como todo autoritario, vos solo pensás en el poder de los otros como amenaza.

--¿Poder? ¿Qué poder hay en j*derle la vida a los demás?

--Yo les digo las cosas como son, ellos se j*den la vida.

--Es una posición muy cómoda.

--Yo no sé mentir. No es un tema de comodidad, sino de incapacidad.

--Es lo más sencillo del mundo. Y no decir toda la verdad ni siquiera es mentir.

--Pertenece al mismo espectro. Y requiere las mismas habilidades.

--"Habilidades". Exagerado. Pedante del ort*.

--Sí, habilidades. Para mí, es magia negra. Concibo sólo una cosa más retorcida, impracticable y dudosa: los métodos para ganar a la ruleta.

--Perdé cuidado. Si quiero ir a un casino, sos la última persona a la que le ofrecería acompañarme.

Labels:

0 Comments:

Post a Comment

<< Home