2006-01-02

Escuchado por ahi (XIX): Cielo e infierno

--No es esperar la muerte, nomás.

--Pero también es esperar la muerte*. Y entre tanto, hacer otras cosas. Criar a los hijos, por ejemplo.

--Los hijos se crían solos**. A pesar de uno.

--¿No creés en hacer algun esfuerzo positivo por ellos? ¿Para que conozcan algunas cosas, tengan ciertas oportunidades?

--Creo en hacer esfuerzos por uno, y compartir los resultados.

--Bueno, yo no hago nada desde hace mucho; entonces me estaría dando por vencido, según eso.

--Jugar al muertito no te va a dar nada.

--Me viene evitando disgustos.

--Te debe traer otros. O te los traerá.

--Esto ya lo hemos hablado, yo tengo un camino, y no puedo desviarme si quiero sobrevivir.

--¿Y vas a llegar? ¿O estás caminando en círculos?

--Seguro. Hecho un vegetal, pero por primera vez en mi vida no voy a tener las manos vacías.

--Te puedo decir de unos cuantos que, yendo mucho mas tranquilos que vos, tienen las manos desbordantes.

--Una misma ley para el buey y el mosquito es tiranía. O por lo menos, mala técnica.


(*) Eso salió de mi boca. De la misma que, a veces, dice yo no tengo nada contra la inmortalidad. Créanlo: me doy cuenta de dónde me tocó vivir.

(**) Esta persona también emplea una formulación menos atractiva para los moscardones que llaman asistentes sociales: Los hijos lo crían a uno.

Labels:

0 Comments:

Post a Comment

<< Home