2005-11-22

Una larga despedida (XIII): No valentía, sino psicosis

Debería admitir que sigo teniendo miedo. Sí, yo, el h*jo de p*ta que en cualquier caso se va a quedar, el que no tendrá que enfrentar el dolor, ni la evidencia de que se es finito, ni lo desconocido. Pero me entrené para no sentirlo sino hasta que no sea demasiado tarde.

No sabés cuánto me ayudaste en eso, Dan. Y no sé si querrías saberlo: pero tenemos estrategias de supervivencia muy distintas.

Labels:

0 Comments:

Post a Comment

<< Home