2005-11-11

Una larga despedida (XII): Enamorados del amor

Puedo ser mucho más kitsch de lo que me atrevo a mostrar habitualmente. Pero esta es una semana no habitual:

PESTE-1: Launched... Separated from primary booster 1976.08.28 19:55 GMT. Heliocentric orbit, extremely eccentric (apohelion beyond Jupiter), later redeployed... First ground-station pass... Currently in its 30th orbit, all systems nominal. Primary mission: May 1996 - June 1998. Extended mission: limited by operational lifetime, current best estimate...

Esto estuvo en una carta que, en algún período de obligada y larga separación, hube de escribirle a mi mujer. Las fechas resaltadas, claro, eran de particular relevancia al mensaje: en ese período concebí a mis dos hijas.

Dicen que la evolución descarta a los bichos que han pasado de su edad reproductiva. Bueno, hay mañanas en las que me siento un producto descartable.

¿Por qué tuvimos a esas dos crías en el peor momento de nuestras vidas, ella no habiendo huído aún de su ex-marido, con estudios pendientes, con trabajo irregular (bah, desocupados)? Porque estábamos drogados el uno con el otro: ella quería que le hiciera un hijo (o varios), y yo no veía que otra persona pudiera posiblemente ser la madre de mis hijos.

Bueno, tampoco se puede decir que lo fue. No más allá de lo puramente genético. Mis suegros no dejaron que fueran mis hijas.

Si alguno de los dos no la vio venir, miente. Sin embargo, todavía seguimos yugándola, y todavia nos quedan algunas palabras de cariño, algunos gestos, algunas cosas en común. Claro, mientras ella pueda seguir adelante.

(Y algunos idiotas tienen el tupé de llamar a Mary Jane una "droga de entrada". Como si los problemas de los monos desnudos empezaran allí.)

Labels:

0 Comments:

Post a Comment

<< Home