2005-11-17

Algún día todo esto será tuyo (II): Él usó mi cabeza como un Winchester

--Me está recién dejando de girar la cabeza.

--Ah.

--En serio, como un disco rígido. Me exprimo cuando estoy con el flaco.

--Ah, claro.

--Le estoy dejando todo.

--Más o menos como lo que me dejaste a mí, ¿no?

--Pará un poco, de que..?

--¿Terminó el momento de ingenio barato auspiciado por IBM?

Uf.

--Decime lo que me tengas que decir.

--Que me estoy muriendo, que esto es un quilombo, y que no estamos haciendo una m*erda.

--Eso ya lo sé.

--Y si lo sabés, ¿por qué c*rajo no est´s haciendo algo al respecto?

--Compromisos contraídos con anterioridad.

--¡Qué frase hecha más útil!

--Es cierta. Por lo menos ahora.

--Eso no quita que seas un libro de frases hechas.

--No, pero esto no es un caso de Pedro y el lobo.

--Si tuvieras sangre en las venas, hasta eso sería perdonable.

--Estás loc@.

--Ni sabés con quién estás hablando, ni te importa, ¿no?

--Las respuestas que son buenas para uno, valen para todos.

--Me rindo.

--Vos supiste lo que estabas comprando desde el momento que lo viste en la góndola.

--¡Yo no fui a un supermercado, hijo de p*ta!

--Misma diferencia. Ahora estoy en el tacho de basura, ¿me equivoco?

--No. No te equivocás. Pero si creés que te voy a dejar tranquilo...

--Peor sería no tener un perro que me mee la tumba.

No es ni la décima vez que logro que alguien salga así, humeante y en serio riesgo de ser atropellad@ cuando salga a la calle, del bar donde nos citamos, y ni siquiera me tiró la mesa encima. Estoy perdiéndole la mano. Son los años, pienso, y me pido otro tequila.

Labels:

6 Comments:

Blogger Jack Celliers said...

Hum.

17/11/05 18:16  
Blogger Peste said...

¿Eso fue un fruncimiento de nariz?

18/11/05 20:05  
Blogger Jack Celliers said...

No, modesta perplejidad, ligeramente absorta.

Los Hums son muy claros para el emisor, pero muy borrosos para el receptor, es cierto.

21/11/05 19:11  
Blogger Peste said...

Comprendo.

Quiero decir, su perplejidad quizas se beneficie de la comprobacion de que el post no pertenece a la serie Una larga despedida.

22/11/05 15:50  
Blogger Jack Celliers said...

Le voy a decir la verdad: tentado estoy de escribir que no entiendo un carajo.

Llegué tarde a la película, así que no voy a pedir que me la explique. No entiendo bien lo que postea. Lo que entiendo es que:

1) Ud. tiene un ph más bien bajo.
2) O bien le encanta narrar vidas ajenas, ficticias o bien la propia. O todo al mismo tiempo.
3) La otra persona declara estar muiendose, pero Ud. se las arregla para hacderla echar humo.
4) La cosa parece funcionar para ambos géneros (sexos, bah). Ud. (o el personaje en primera persona) parece incordiar. Mucho.

Es divertido: como le dije, es llegar a una pelicula francesa de los 60 y pispear. Y eso que este post es casi transparente si lo comparo con el siguiente, el de la nave y todo eso.

23/11/05 20:09  
Blogger Peste said...

> no entiendo un carajo

Es posible que tenga que ver con mi imperfecto manejo del medio. Es fácil proveer menos contexto que el necesario para que un texto funcione. Tambien es cierto que hay otra media centena de posts, la mayor parte de los cuales no tienen un catzo que ver con éste.

No sin agradecerle por los numeritos, le apunto:

1) Sí. Inhibe el crecimiento de porquerías.
2) Todo junto. Tiendo a irme a extremos: o destilo, o preparo cocktails.
3) Digamos que su muerte tiene la lentitud justa para permitirle unas idas y vueltas emocionales mas bien intensas.
4) Precisamente lo de la aplicabilidad de género (y otras variables inconsecuentes) j*de. Y a mi me j*de que j*da.

Asi como hay gente que se inventa situaciones ridículas para darse el gusto de decir "siga a ese taxi", yo escribi el post de la nave para lo de los "soretes que se lleva la corriente". Los mitificadores de la muerte me hinchan las pelotas, especialmente cuando piensan en grande.

24/11/05 02:54  

Post a Comment

<< Home