2005-06-03

Y nada hay nuevo debajo del sol

Cuando se tiene la gran fortuna desgracia de tener tanto metraje de cinta en la bodega como este servidor, _todas_ las novedades tienen un antecedente, y la neofilia que uno pudiera tener se pudre de tanto humedecerse en las babas de los snobs.

Entonces, oh gentes --las que saben y las que no--, lamentemonos por todos esos posts nonatos en los que refutaria una y otra vez a los eternos halladores de la mierda recien cagada, prontos sicofantes y proselitistas, cuya virtud es confundir cada sorete con una nueva maravilla, empezando por la octava del ranking mundial.

A modo de feto en formol, oigan: Tengo montados en un huevo a todos y cada uno de los que levantan la bandera de ese zorro gordo y pelotudo, que a duras penas se mueve, y eso si lo lleva un pinguino a hombros. Casi todo lo que el zorro hace, antes fue hecho, y no pocas veces mejor. Bienvenida sea la conveniencia y la comodidad, donde la tiene: yo _soy usuario_, y de algunos de esos detalles amables puedo hablar. Pero sigue siendo un leviatan, y para peor monolitico, cosa que no sucede con la competencia de su mismo peso y volumen, y que, en cambio, a la de menor espesor se le puede perdonar. Pero no me oigan a mi, en materias de dise#o de software, sino a Miguel de Icaza.

Si, ya se, no me digan, la verdad necesita amigos. Pero yo no soy buen propagandista: de hecho, no soy propagandista en absoluto. A lo sumo, puedo tener un fichero mental de hechos que puedan ser utiles... a un historiador, no a un propagandista. Asi que en el partido politico que fundare algun dia para asegurarme una prospera vejez, me asignaran al trabajo de contra-intelligentsia.


(Este post fue inspirado irritado por Firefox y sus evangelistas, y fue auspiciado maldecido por Federico (que, a pesar de su visible disgusto, cumple en informar sobre el enemigo).

Labels:

0 Comments:

Post a Comment

<< Home