2005-03-08

Amor por _ciertas_ maquinas

Hace a#os, cuando la familia todavia poseia un Citroën 3CV, pero ya nadie estaba interesado en repararlo, mantenerlo o manejarlo, parecio abrirse la posibilidad de que lo comprara un gran amigo mio, que no lo mandaria a un mecanico, sino que aprenderia el mismo las dificiles artes de la reparacion de la dicha bestia. Grande fue mi alegria al oir de su alocado proyecto, y fui derecho a imprimirle pagina tras pagina de despieces de motor y caja, y diagrama del circuito electrico, para asi proceder con la compra de unas piezas cuyos nombres no conociamos, y luego sentarnos, mate mediante, alternativamente a la mesa y en el garage, a interiorizarnos en los misterios de la mecanica. Incluso contariamos con la ayuda de una amiga comun (que ahora se dedica a aviones y helicopteros).

Pero no se concreto la operacion, el coche se lo vendimos por poco y la liquidacion de una deuda a nuestro fiel mecanico (que ahora se esta muriendo de cancer), y ahi tendra el pelado todavia las hojas, amarilleandose.

Parece que no se me dara en esta vida la mecanica, como no se me dio asistir al parto de ninguna de mis hijas.

(Recuerdo que me trajo encontrar esta pagina.)

Vamos Peste, un esfuercito mas y seras un teen-blogger hecho y derecho. O torcido. El ingenio barato te acerca al personaje.

Labels:

1 Comments:

Blogger Federico said...

Si los comentarios de Blogger permitieran el uso de BLOCKQUOTE citaría el último párrafo que, además, me provocó escalofrios.

8/3/05 22:03  

Post a Comment

<< Home